fantasía

Fantasías de amores que pasaron

No eres el único que llevas prendido en la retina un amor de juventud del pasado. Esos amores fracturados que se difuminaron pero: que han dejado una huella profunda en nosotros a su paso, quedando impresa en nuestro ánimo, la pregunta: ¿qué hubiera pasado si estuviéramos juntos aún?

Son historias de amor intensas, que penetraron muy hondo pero que no terminaron bien. Sin embargo, a pesar de ese triste final, siguen despertando inquietudes en nosotros visitándonos una y otra vez

Fantasías de amores que pasaron, visitantes impertinentes, perturbadores, que producen incesantes pensamientos que llegan a poner en peligro nuestras relaciones estables, de años, matrimonios…

Sabemos, que la vida de pareja, de casados, con el pasar de los años se vuelve una rutina, aburridas, carentes de espontaneidad, sin excitación aparente, cuándo las obligaciones, el trabajo, completan la vida y el tiempo, o las ganas son insuficientes para hacer el amor.

Alguien, hombre o mujer habrán tenido, ex parejas de más de dos décadas en el pasado, pero siempre quedan con la incógnita de que hubiera sucedido, si estas relaciones no hubieran acabado. Eran tal los cuestionamientos, que cada vez que los necesitaban, caían en la tentación de refugiarse en sus fantasías, alejándose peligrosamente de la relación con sus parejas actuales.

Las reminiscencias de lo bueno que lo pasaron con ellos; vivían en el fondo de sus mentes, eran fantasmas poderosos que yacían escondidos, adormilados, en lo más recóndito de sus psiques pero: que se encontraban listos a lanzarse a la menor oportunidad.

Esta incomodidad silenciosa terminará cuándo se den cuenta de que el amor, la convivencia y la familia que habían formado después de sus amores inconclusos, son más importantes, que lo que existe en sus mentes. Aún admitiendo que no se goza de una relación perfecta, deberían reconocer, que lo que tienen ahora ha sido su mejor elección, en comparación con lo que quedó en el pasado. Humo nada más.

¿Por qué pasa esto?

Algunos psicólogos argumentan, que los motivos más comunes de estos pensamientos reiterativos se deben a que, esa pérdida no se encuentra bien cimentada, considerando que a muchos les cuesta superar abandonos, traiciones, rechazos, o un adiós. Resulta bastante difícil a veces, dar vuelta a la página, porque: junto a esa persona que te deja se va una parte de ti y, aquel algo que nos hacía sentir especiales.

Esos recuerdos escondidos están mesclados con la pasión, ¿será tal vez un alerta sobre insatisfacción erótica del ahora?, en este sentido, asoma el desafío de la convivencia y la unión de pareja, de tener que sobrellevar la cotidianidad, sin dejar de lado la atracción sexual y el disfrute de la relación.

En verdad también se especula en que hay que considerar que acostumbramos vivir con una consciencia de estado presente bastante limitada, y esto dificulta saber de lo que realmente se vive aquí en el ahora. Hay opiniones profesionales (psicología), que sostienen que las fantasías amorosas que dejamos atrás, no: necesariamente son peligrosas y, hacen énfasis en que son pensamientos poco comunes a todos, sucediéndole a un cierto tipo de personas. A las emocionales, ambivalentes en sus efectos, exigentes o, que les cuesta tomas decisiones.

pasión

Por supuesto, hay quienes se tornan inseguros cuando su actual relación presenta dificultades o cambios, recurren a la fantasía o se regodean con el pasado, como un mecanismo para estimular sus emociones y dirigir lo que están viviendo en la realidad. En este sentido, se puede decir que fantasear estimularía el mundo emocional de la persona en el presente para, sacarlo de la rutina o la incomodidad que puede estarse gestando en la relación actual.

Pero esto: resultará en un problema, si es que ese proceso de fantasear es tomado como real, y distraes la atención en lo que está pasando en el mundo hoy, con tu pareja actual.

¿Qué podemos hacer?

Lo más importante es: estar conscientes del momento en que aparecen esas fantasías que nacen de las nostalgias del pasado, para ello, hay que mirar con ojo crítico lo que está aconteciendo en la relación. Luego, ver si esto sigue siendo vital, lo mejor es traerlo a la realidad y visualizar cuan auténticos son estos sentimientos, al relacionarse o tener contacto con este ex. Es de vital importancia averiguar, si eran emociones encerradas por el malestar, en la relación actual o quizás, mirar si existe algo sinceramente amoroso, con posibilidades de ser reconsiderado.

Finalmente; es necesario tomar la decisión de abandonar la construcción de amores vaporosos y enfrentar esos pensamientos sinuosos que corroen nuestra tranquilidad, malgastando energía y tiempo, fijando nuestra atención en lo que pasa en el tiempo presente, aquí, ahora.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: