Cuando falla la empatía

La empatía, es la capacidad de poder ponerse en la piel del otro. Es una característica fundamental de los seres humanos

Cada uno la tiene o la desarrolla en  diferentes niveles. Los hay con un alto grado empático  y no les resulta complicado comprender las situaciones de los demás, como si fueran ellos mismos los que las viven. Sin embargo, también está el lado opuesto, aquellos que aunque quieren, no pueden llegar a comprender al otro desde otro punto de vista que no sea el suyo propio. 

Las llamadas compresiones ilusorias

El problema aparece, con aquellos que creen que son capaces de entender al otro en las situaciones que viven, pero lo cierto es que solo son meros observadores de esa situación, que ellos no han vivido por lo que ellos no pueden asimilarla. 

Esto tiene una clara consecuencia, aquél que cree comprender pero no comprende, opta por tomar una postura crítica que suele herir a quien espera que le comprendan. Esto lleva a que la persona decida tomar distancia con el fin de poder librarse de esa incomprensión que le hace daño y que tanto afecta a la situación que está viviendo. 

El tipo de relación que mantengan, puede mejorar si las dos personas son capaces de admitir que se está produciendo una incongruencia entre la situación que uno vive y lo que el otro percibe o entre lo uno necesita y lo que el otro le puede ofrecer. Aquí es fundamental la empatía que posea la persona que no es comprendida, pero si es capaz de darse cuenta de que el otro no es capaz de ponerse en su piel. Puede tomar la decisión de ignorar la crítica y las reacciones de incongruencia de quien no es capaz de entender lo que le sucede a los demás. Por eso no tienen que dejar de sentir el carño que une a ambos. 

La sociedad y la empatía

El hecho de que se produzcan reacciones incongruentes, implica que hay un fallo en la relación que se tiene con la sociedad, o también puede ser  que no conoce al otro y por tanto tampoco se conoce a él mismo. 

Por norma general, estas personas son las que juzgan las emociones de los demás como algo negativo, cuando lo que sucede en realidad es que el otro tiene la capacidad de reconocer sus problemas, lo que constituye el primer paso para poder afrontarlos. 

 

 

 

 

Cuando falla la empatía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: