fotografia

Agregamos fotos, subimos vídeos, agregamos a desconocidos, publicamos nuestros gustos, la formación profesional, tendencia religiosa, política, etc. Con el tiempo Facebook se convierte en un espejo de nosotros mismos. ¿Somos conscientes de los que estamos compartiendo?. ¿Hemos leído bien la política de privacidad?. No nos damos cuenta pero esta red nos hace mucho más chismosos y en realidad nos aleja de las verdaderas relaciones sociales de cada día en nuestro entorno físico.

fotografia

En Facebook está todo el mundo, por eso queremos estar en la red que todo lo sabe y pensamos que somos más importantes si  compartimos lo que otros comparten sin darnos cuenta que estamos siendo utilizados. Facebook ha creado nuestra adicción y nos maneja a su antojo porque nos tiene atrapados con golosinas irresistibles como el poder encontrar personas que hace años que no hemos visto ni sabíamos donde vivían. personas que ignoraban la existencia de hermanos, primos, etc, han podido reunirse y esto pesa mucho y Facebook lo sabe y lo fomenta.

fotografia

Una reunión que mantuvo Barack Obama con los líderes que marcan las últimas tendencias digitales en el uso de la información, se encontraron todos los más importantes del momento, pero sentado a la derecha de Obama se encontraba Mark Zuckerberg, creador de Facebook. Ya no estamos solo en la red social, estamos en un portal social y todo el mundo nos ve, nos escudriña y analiza.

fotografia

En China ya existen centros de rehabilitación para adictos a la web que pasan horas y horas enganchados a Facebook principalmente y descuidan sus relaciones personales viviendo en un mundo irreal con amigos imaginarios que muchas veces ni llegan a conocer personalmente. Poco a poco, Facebook nos deja sin privacidad y en la red hay toda clase de peligros, muchos más que en la vida real ya que hay personas que ocultan mucho de su personalidad y ya se han dado muchos casos de tragedias como secuestros, violaciones, estafas, etc, pues no todo el mundo entra en la red de buena fe.

fotografia

Al compartir los datos personales más intímos como la dirección, el teléfono, nombre real, puede ser tan bueno como malo pues si nos pueden encontrar los amigos y familiares, también pueden aparecer desaprensivos que suplanten nuestra personalidad. No solo ven la información nuestros amigos sino los amigos de los amigos que no sabemos quien son. ¡Piensa y medita un poco antes de publicar tus datos más íntimos!.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: