zzzzzzzzzzzzzzzzzzz

EL FABULOSO PODER DE LAS PALABRAS

 

Recuerdo alguna vez hablando con una amiga, ella me dijo hay que tener cuidado con las palabras, porque es mentira que se las lleva el viento.

Que gran verdad, las palabras quedan. Nos llenan de satisfacción y orgullo o nos hunden en la más profunda de la tristeza.

Las palabras son mágicas, son poderosas, con una palabra fuera de lugar o mal sonante podemos construir una enorme muralla entre nosotros y nuestro prójimo.

Y con una sola palabra de amor podemos construir la más hermosa de las historias de amor, como la que pronuncia por primera vez un hijo llamando a su madre, esa primera vez queda registrada para siempre y esa sola palabra construye toda una historia de vida.

O es que acaso nos hemos olvidado la primera vez que escuchamos la vos de nuestro enamorado diciendo “te quiero” y con esa palabra fuimos transportados al mismísimo cielo. Aquel lejano te quiero fue música celestial en nuestros oídos y nos hizo sentir como la persona más importante y feliz del mundo.

Las palabras son tan necesarias para el crecimiento humano que muchos antropólogos piensan que la evolución del hombre comienza en el mismo momento en que este se puede comunicar por medio de la palabra.

xxxxxxxxxxxxxxxx

 ...Vio Dios que esto era bueno

y los bendijo con estas palabras:

"Sed fecundos y multiplicaos;

llenad las aguas de los mares

y que igualente las aves 

se multipliquen sobre la tierra"

Vino la noche, llegó la mañana:

ese fue el quinto día.


Son hermosas las Palabras que nos dejó Jesús, el como ningún otro tenía el conocimiento del poder que las palabras tienen sobre nuestro espíritu, el como ningún otro sabía que una palabra nos puede hundir o nos puede levantar.

De esta forma y por medio de la palabra obro milagros, hizo hablar a los mudos, caminar a los paralíticos, ver a los ciegos. Quito demonios alojados en cuerpos inocentes, resucito a los muertos, multiplico los panes y los peces, apaciguo tempestades, dio de beber del mejor vino en una hermosa boda y solo con la palabra.

Él con solo una palabra expulsaba espíritus malignos y curaba a todos los enfermos, todo esto y mucho más con tan solo el uso de las palabras, nosotros no haremos estos milagros, ni mucho menos, pero si podemos comunicarnos, darnos a conocer, transmitir nuestras emociones y aligerar nuestra carga una vez hecho esto.

 No castiguemos a nuestros seres queridos con la palabra, no lo destruyamos, no lo desalentemos, si cada vez que una palabra sale de nuestros supiéramos el impacto que tendrá entre los que nos rodean, mas de una vez quedaríamos en silencio, por eso tal vez las mejores palabras son las palabras no dichas.

 

 

 

xxxxxxxxxxxxx

Toda lengua es un templo en el que está encerrada el alma del que habla.

 

Habla para que yo te conozca.

Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego

 

A los hombres se les puede dividir en dos categorías: los que hablan para decir algo, y los que dicen algo por hablar.

Príncipe Carlos José de Ligne (1735-1814) Escritor, mariscal y diplomático belga.

 

Me he arrepentido de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio.

Publio Siro (Siglo I AC-?) Poeta dramático romano.

 

Los que poseen el espíritu de discernimiento saben cuanta diferencia puede mediar entre dos palabras parecidas, según los lugares y las circunstancias que las acompañen.

Blaise Pascal (1623-1662) Científico, filósofo y escritor francés.

 

Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos, concordar las palabras con la mente.

Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: