fotografia

El río serbio de Tisa es protagonista cada año en junio del fenómeno natural que se produce con la aparición de un insecto que emerge del fondo de las aguas donde ha permanecido por espacio de tres años como larva para efectuar una metamorfosis que le convierte en un insecto alado que después de una frenética carrera por copular muere en el mismo día. Los primeros en morir son los machos, las hembras lo hacen un rato más tarde tras poner miles de huevos sobre las aguas. Tanto sobre el río como en la vegetación cercana aparece en pocas horas una alfombra de estos insectos muertos que han salido del agua con el solo objetivo de perpetuar la especie.

fotografia

fotografia

Los huevos caen hasta el fondo del río y cuando eclosionan las pequeñas larvas se entierran en el lodo donde vivirán tres años alimentándose de algas y otros organismos diminutos. En la localidad de Kanjiza durante los días de junio que aparece la "Flor de Tisa" en el río del mismo nombre, se organizan unas fiestas con conciertos de música, algunos de ellos en barcas sobre el río y diversas degustaciones gastronómicas donde destaca una rica sopa de pescado. Kanjiza es conocida también como "la ciudad del silencio" y se encuentra muy cerca de la frontera con Hungría. Es un balneario de aguas termales con un barro medicinal que cura diversas enfermedades.

fotografia

Los pescadores quieren aprovechar a los insectos muertos que los hay en gran cantidad y es un bocado que hace picar a muchos peces , no obstante, está prohibido por las autoridades como una protección del medio ambiente. Durante el periodo de junio donde hace la aparición la "Flor de Tisa" que tiene el nombre científio de Palingenia longicauda, esta ciudad de Serbia recibe gran cantidad de visitantes que no se quieren perderse el espectáculo de los insectos ni las fiestas que se organizan.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: