La primera versión que se difundió sobre este extraño ser encontrado cerca de la ciudad de Gerona en 1989 es que había sido capturado por un grupo de excursionistas en la ruta que va desde Bañolas a Olot en un bosque muy frondoso y lleno de leyendas. Parece ser que al ser descubierto, intentó huir pero le cazaron con una manta. Manifestaron en las primeras declaraciones, que emitía unos chillidos como si fueses risas humanas y que permaneció vivo unos cuatro días negándose a tomar alimento.

fotografia

Tras su captura, fue entregado al parapsicólogo catalán Àngel Gordón quien cuando el extraño ser murió pues se negó a comer, lo introdujo en un frasco con formol para más tarde proceder a estudiarlo. Tras un examen muy elaborado de las fotografías del cuerpo conservado, el doctor español Luís Linares  de mula y el patólogo estadounidense John Alshuler, descartaron que se tratara del feto de un animal normal como en un principio se había pensado. Otros científicos que también lo examinaron llegaron a dos conclusiones, o se trataba de una mutación o era una especie que no se había descubierto hasta ahora.

fotografia

Este pequeño ser, al que llamaron el "Gnomo de Gerona", medía unos 15 centímetros, la piel era azul, orejas como de conejo, manchas en la piel, sin pelo y los dedos de los pies unidos como los anfibios. La rumorología no tardó en dispararse  y más al haberse encontrado este ser en un bosque que ya tenía la fama de "encantado" y con la creencia popular de que estaba habitado por seres extraños.

fotografia

El llamado "Gnomo de Gerona", sea feto animal o lo que fuese, despertó un gran interés en los medios de comunicación españoles que le dedicaron programas televisivos el la serie "En los límites de la realidad" y en "Otra dimensión". Más tarde ya se empezó a comentar que había sido encontrado muerto por un vecino de Gerona y que el grupo de excursionistas no existieron nunca y que este lo metió en un frasco y le hizo las fotogragrafías. Así que la historia se complicó  y nunca se supo si fue un fraude o no. Actualmente esta extraña criatura sigue dentro de un frasco con formol en casa del parapsicólogo y experto en vampíros catalán, Ángel Gordón.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: