fotografia

La savia rojiza fluye cuando el tronco o una rama es cortada. El Pterocarpus angolensis es un árbol oriundo del sur de África y se le conoce por muchos nombres diferentes pero el más usado es "el árbol de sangre", por su gran resistencia la madera es muy usada para construír canoas, barcos, instrumentos musicales, etc. Los indígenas de esta parte de África han atribuído a la savia roja de este árbol propiedades milagrosas para las enfermedades relacionadas con la sangre por su parecido con la sangre humana.

fotografia

Esta savia rojiza se ha usado también para curar la malaria, fiebres por aguas contaminadas, la tiña y diversas enfermedades frecuentes en el continente africano. Su utilidad natural para el árbol es sellar y proteger las pastes cortadas para acelerar la curación y proteger así la vida de estos sorprendentes vegetales. Esta savia también se utiliza además de tratamientos medicinales como tinte y cosméticos mezclada con grasa de animales.

fotografia

Saber la antigüedad de estos árboles es muy difícil ya que sus troncos no presentan los anillos anuales que tienen los demás árboles, solamente la cantidad de ramas que presenten los troncos pueden dar una pista de los años que tienen. También controlando su floración que se produce cada quince años se puede tener idea de la antigüedad de los árboles más nuevos.

En España se encuentra un ejemplar en el norte de Tenerife que se calcula que tiene una antigüedad de 400 años, por lo que se ha declaro Monumento Natural.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: