Expresiones maternas.

Las madres latinas, en particular las cubanas, han dedicado a lo largo de la historia muchísimas frases que han pasado a la celebridad dentro de varias generaciones de retoños malcriados. Durante la infancia estas palabras, con determinada entonación, causaron en muchos de nosotros diferentes temores desde el simple regaño hasta el castigo severo, dependiendo de la falta cometida. Ya durante la vida adulta nos sacan una sonrisa nostálgica y es prueba evidente a que tanta cantaleta de algún modo hizo mella en nuestras mentes infantiles.

Aquí les menciono algunas que los llevaran de vuelta al pasado y otras que harán articular una sonora carcajada:

  • Lo vas a hacer porque lo digo yo y punto.
  • Cuando tú ibas yo venía.
  • Mira comportarte que el horno no está para galleticas.
  • A tus amigos revoltosos: Calabaza calabaza cada uno para su casa.
  • Aquí se hace lo que yo diga hasta que usted se mantenga.
  • Dime con quién andas y te diré quién eres.
  • A recoger que usted no tiene criada.
  • ¿En qué idioma yo hablo?
  • Voy a ver que se van a hacer el día que yo me muera.
  • Yo quisiera saber dónde te han enseñado eso.
  • ¡Te lo dije!
  • Eres luz de la calle y oscuridad de la casa.
  • Cuantos niños en el Mundo desean lo que tú tienes.
  • A tu madre no se levanta la voz.
  • Que sea la ultima vez.
  • Estoy hasta el ultimo pelo.
  • Juguete regado lo estoy llevando para los niños pobres.

En fin la lista es bien extensa, dejo a su consideración que le agregue las suyas propias, esas que ya van grabadas en el ADN que le transmitirá a sus hijos y estos a los suyos. Lo cierto es que estas EXPRESIONES maternas forman parte inseparable de la INFANCIA de muchos de nosotros y ayudaron de manera muy peculiar en nuestra educación.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: