Expectativas

Todos los seres humanos tenemos expectativas, lo que ocurre que en demasiadas ocasiones estas son irracionales. 

La estabilidad de una persona está relacionada con muchos factores. Unos son más visibles y otros permanecen más ocultos. 

Todas las personas cuando empiezan un nuevo proyecto, ya sea el primer trabajo o cambiar de trabajo, una relación de pareja o cambiar de ciudad. Tienen la misma ilusión que su proyecto salga lo mejor posible. 

No todas las expectativas son reales

Existe una realidad que no se puede negar, las personas cuando inician una nueva vida están llenas de expectativas que en demasiadas ocasiones no se atreven a confesar. 

Pero hay algo que parece que se escapa al entendimiento de muchos, cuando alguien tiene unas expectativas que no son del todo reales, es cuando aparece el sentimiento de frustración, y es que muchos olvidan que las cosas no son como ellos quieren, ni que todo lo que se espera se tiene porque cumplir. 

Cada uno se suele fijar en las experiencias que haya tenido, o por las que haya pasado algún miembro de su familia, por lo que todo lo que haya ocurrido con anterioridad es importante. 

Cuando las cosas no salen como uno las ha planeado, es cuando se echa la culpa a los demás, sin tener en cuenta la responsabilidad que él ha tenido para que las cosas fueran tal y como esperaba. 

Otro factor que interviene en estos casos es el de la manipulación, ya que cuando alguien cree que ha hecho lo correcto es cuando la expectativa se convierte en irreal. 

Otro factor que interviene en estos casos es el de la manipulación, que cuando alguien cree que realmente he hecho lo correcto es cuando aparece la expectativa irreal. Y es cuando trata de convencer a los demás de que él ha actuado bien. 

No son capaces de caer en la cuenta de que es imposible que todo salga como se quiere o como se ha planeado. Y lo que es peor no son conscientes de que no todo mundo tiene sus mismas expectativas, ni intereses, ni preocupaciones. Su expectativa irreal los convierte en personas tóxicas, de las que es mejor mantenerse alejado. 

Para concluir

Las personas se relacionan con otras, que también tienen su propia historia, que cometen errores, que cambian de idea y de costumbres, que también han vivido experiencias que les han marcado. Pero no por eso generalizan y tratan de convencer al otro de que el camino que siguen es el correcto. No hay nada peor que hablar en plural y que generalizar.

Nadie está libre de tener expectativas, pero estas deben ser realistas si se quiere mantener una buena relación con los demás. Y ser capaces de asumir que las expectativas irreales son perjudiciales para la convivencia conel resto. Todo lo impuesto destruye y si se hace a la fuerza aún destruye más. 

 

 

 

 

 

 

Expectativas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: