EXISTIR LOZANO

 

Hoy la mañana, está más lúcida

en todo lo que veo, hay alegría

La causa; claro, es reconocida

pues es, tu adorable compañía.

 

 

No siento bullicio, todo es calma

no siento afán, ni inquietud

Júbilo total, vive mi alma

al sentirse iluminada, con tu luz.

 

 

Helada, no siento la mañana

en mi hay, normal temperatura

y belleza, en lo que observo aquí.

 

 

Mi existencia, se torna solazada

al ver, la esbeltez de tu figura

con la cual, me halagas Nohemí.

 

 

NUEVOS AMORES

 

Ya no siento, en las noches frío

en mi lecho, ya no existe soledad

Un cuerpo, se junta con el mío

brindándome, calor e intimidad.

 

 

Hoy mi mudo, soliloquio  acaba

hoy son, agradables los sonidos

También, me alegra una mirada

y una voz, alegra mis oídos.

 

 

No anidan, cuitas en mi alma

no hay en mi ser, preocupación

por las cosas, que ayer pasaron.

 

 

En mí reina, la salud, la calma

Viviendo mi ser, nueva ilusión

con los amores, que llegaron.

 

 

 

MUSTIA SONRISA

 

Ya tu juventud, entro en ocaso

acabando, su verdor su lozanía

No estremece, su arrogante paso

ni mantienes, la mirada altiva.

 

Ya no mantiene, la esbeltez tu cuerpo

y las hojas, su esplendor perdieron

La esperanza, en ti solo es desierto

y tu dicha, auroras que se fueron.

 

En tu boca, mustia la sonrisa

al saber, no hay más primaveras

La lozana juventud, en ti agoniza

como ilusas, visiones o quimeras.

 

Los cantos, que tu voz vertía

hoy son, silencio inusitado

Y tu alma, sumida en agonía

es sombra, del ayer pasado.

 

**

Las raíces, en ti se debilitan

ya no alcanzan, a tomar sustento

en tus ramas, las aves  no anidan

pues te hallas, en camino yerto.

**

 

procure ser siempre respetuoso

con la persona mas  importante

Usted.

 

Así como la flor marchita

por accionar del verano

el hombre por su pecado

Se consume.

 

En los sistemas capitalistas

el dinero que unos pocos

acumulan es el que les falta

Al resto del pueblo.

 

 

 

ADOLESCENCIA PLENA

 

La conocí, en plena adolescencia

ignoraba el amor, igual a mí

Ella era,  capullo en florescencia

yo entonces, inocente colibrí.

 

 

Le asomaba, con rubor la primavera

y ella inocente, sus pétalos abría

Fui entonces aquél ave primera

que su casto, aroma consumía.

 

 

A élla fui, con inquieta avidez

buscando calmar, mi sed allí

pues yo, le sabía flor formada.

 

 

 

Ella, me entregó su esplendidez

y yo, en su esplendor me consumí

 

dejando, su inocencia terminada.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: