Excusas, excusas, excusas

Las excusas son el principal arma de evasión que utilizan las personas para impedir que su vida mejore

Son un hábito negativo, que solo consiguen obstaculizar el desarrollo personal e impiden aprovechar las numerosas oportunidades, que se presentan casi a diario. 

El problema es aún mayor, cuando se trata de realizar un mayor esfuerzo se limitan simplemente a sobrevivir. Una gran mayoría de personas se muestran dispuestas a ganarse la vida con un trabajo; pero en realidad, son muy pocas las personas que tienen la mente abierta para hacer ese esfuerzo extra necesario para mejorar su vida, sobre todo a nivel económico. 

Excusas, excusas, excusas

Las causas por las que las personas se esconden detrás de las excusas,tienen múltiples razones aunque sonn tres las que destacan por encima del resto, la resistencia a cambiar, el miedo, y el autoconformismo.

No se dan cuenta de que el principal obstáculo para conseguir mejorar son esas excusas a las que siempre reucrren. Aunque, hay que tener en cuenta que son utilizadas como una especie de mecanismo para proteger la mente. 

Excusas y edad 

Durante la adolescencia y la juventud esas excusas apenas están presentes, mientras que al llegar a la edad adulta estas sí hacen acto de aparición. 

En realidad, la mente tiende con la edad a generar una mente cerrada a los cambios, sobre todo si esas personas no se informan sobre los nuevos progresos que se consiguen en todos los campos y que son los que contribuyen a mantener una mente viva y ágil. Las excusas y la edad no deberían tener ninguna relación, puesto que quien tiene una mentalidad abierta y joven la tendrá siempre. Aquí juega un papel fundamental la sociedad, ya que esta establece a que edad se debe hacer una cosa o no se debe hacer. 

Excusas, excusas, excusas típicas

Las excusas más habituales son:

No tengo el dinero, ni los conocimientos y recursos necesarios para hacer eso. Se utiliza principalmente cuando se trata de conseguir una vida mejor a nivel económico. 

No tengo tiempo y tampoco energía para meterme en más problemas. Esta excusa la utilizan principalmente aquellas personas que se conforman con su vida rutinaria, de casa al trabajo y del trabajo a casa. 

Conclusión

El poner excusas para no hacer algo es totalmente legítimo, lo que es incoherente es quejarse de lo que no se tiene, y ni siquiera tener intención de cambiarlo. 

 

 

 


Excusas, excusas, excusas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: