como excitar a una amiga, con un roce

COMO EXCITAR A UNA AMIGA

(con un roce)


Cómo excitar a una amiga, quizá sea un tema poco importante para algunos, y es por ello que posiblemente ahora te preguntes.

- Pero porque haría eso?, si es solo una amiga, no mi novia ni nada parecido, no creo sentir alguna atracción física hacia ella!

Y es verdad, pero siendo honestos, claro, no en todos los casos, es muy probable que un amigo, aunque solo sea un amigo, sienta algo de atracción física o sexual hacia su más intima y cercana amiga, aunque esta sea, como ya dijimos, solo una amiga, atracción que como es evidente, no puede ser satisfecha porque justamente, como repetimos, ella es únicamente nuestra amiga; sin embargo de no ser tu caso el que expusimos anteriormente, es decir, de no sentir tú esa ATRACCIÓN FÍSICA, al menos tomate unos minutos para leer este articulo con la única intención de curiosear o porque no, con la intención de ponerlo en práctica como parte de un simple juego, como para saber cómo reaccionaría ella si ejecutas lo que te explicaré a continuación; y quién sabe, talvez ella siente algo oculto por ti, un sentimiento que no se atreve a expresar porque ese vinculo de amistad se lo impide, pero que podría quedar al descubierto si sigues las indicaciones de “ CÓMO EXCITAR A  UNA AMIGA”, al pie de la letra. 

No quiero empezar sin antes dejar en claro que este método no funcionará si de tu parte no pones la actitud necesaria, si tú no cumples con algunos requisitos, requisitos que son imprescindibles, es decir: Tener una mirada segura, fija en ella, sin titubeos; tener manos firmes, sin temblores ni nerviosismos percibibles, fuertes y delicados a la vez; tener una voz clara y fluida, sin tartamudeos, que diga un “SI” o un “NO” con convencimiento, y un perfume de rico aroma, para que a tu amiga no le sea desagradable tu cercanía cuando tú te le pegues.

Entonces, están ambos en la sala de tu casa, con nadie más alrededor, nadie que los pueda interrumpir (aunque también podría darse en el banco de un parque), puesto que las palabras y acciones tienen que ser oídas y percibidas al detalle. Bueno, están ahí comiendo, y durante ese proceso puedes hablarle de lo que sea, aunque no debes tocar algún tema que pueda perturbar los ánimos de tu sexi acompañante, claro está. Al final de la comida sacas algo de beber, algo simpe, puede ser una limonada, o un vinito, eso no importa, ya que la idea no es embriagarla (ese seria tema para otro artículo), sino solamente retenerla, mantenerla un tiempo más sentada mientras te pones en acción; y ahí empieza todo.

Sentados, junto a la mesa, háblale de algo interesante, algo que le pueda gustar, algún tema con el cual ella te pueda prestar más atención; recuerda, esa es solo una distracción mientras tú actúas con la delicadeza de tus manos; por ejemplo, puedes decirle que quieres hacer un viaje, y que deseas que ella te acompañe, “un viaje todo pagado!”, eso sí que atrae a las chicas, y más si dices que también llevaras a su mejor amiga, lo cual obviamente agranda el gasto, pero eso no importa, ya que todo es un distractivo, nada que realmente pienses concretar, puesto que tus intensiones van por otro lado, y ese lado es: El excitar a tu amiga.

Al decirlo la tomas de la mano, como tratando de convencerla, si lo haces de esa manera, con el ímpetu necesario, no le parecerá extraño que hagas eso, por ende no se opondrá. Tú, sigues hablando, y en tanto lo haces no la sueltes, mas, con la mano con la que la tienes cogida, le acaricias suavemente los dedos sin dejar de verla; ella lo notará, pero nada dirá en tanto sigas viéndola y hablando. Lentamente, como siguiente paso, entrecruzas tus dedos con los suyos, ese es un momento crucial, ya que si ella nada dice, entonces se dará por entendido que no le eres indiferente, con lo cual tendrás más oportunidades para llegar a tu objetivo, que es el excitar a tu amiga.

Luego continúa, sin detenerte cambia de mano, deja libre tu derecha (suelta sus dedos), toma esa misma mano con tu siniestra, en tanto con tu diestra continuas con tu plan.

Lentamente, siempre hablando y no dejando de verla, acaricia sutilmente su brazo, como un amigo lo haría, con la confianza que existe entre ambos, sin embargo no te quedes mucho tiempo haciendo eso, ya que se entendería como un tanto irrespetuoso. Deja ello para, aprovechando esa posición, tocarle despacio el hombro, frota ahí, sonríele, observa su gesto (nunca dejes de tomar en cuenta sus gestos, esos te indicaran las probabilidades de tener éxito o no), si ella también sonríe será porque le parece curioso lo que haces; recuerda que a estas alturas ella ya se habrá dando cuenta de que tienes una intención oculta, porque ellas son muy astutas, no hay duda de ello, no obstante, si ella no reacciona de forma negativa ha de ser porque su corazón, que posiblemente en ese instante late con fuerza, le estará indicando que no le desagradan tus acciones, y ese es tu pie para seguir, vas por buen camino, no la malogres, persiste siempre con dulzura.

Ya estando en su hombro, luego de la sonrisa de ella, lleva con cuidado tus dedos a su cuello, pero no la roces al principio, primero acomoda sus cabellos, los que tenga sueltos colócalos, con ternura, por detrás de su oreja; al hacer ello presiona su mano, la que le tienes tomada, muy despacito y muéstrale, al mismo tiempo, tu mejor sonrisa, esa que le diga en silencio: No te hare daño, todo estará bien conmigo a tu lado.

En este punto ya ella debe estar sintiendo algo, y si te permite avanzar es porque le es agradable lo que haces; nunca olvides que todo es paso a paso, jamás te apresures o de lo contrario estropearas todo lo que hasta este momento lograste, el romance y el ROCEcorporal son esenciales para lograr excitar a tu amiga.

Acomodaste todos sus cabellos, bien, tocando ligeramente sus orejitas bien formadas, correcto, ahora, ya teniendo la mano en ese lugar, desciéndela lentamente hasta su cuello, hasta llegar a la mitad del mismo, estando ahí roza su piel, con ternura, con dulzura, como si temieras que si tocaras muy fuerte se fuera a romper, haciendo que tu dedo, el de en medio preferentemente, , suba y baje desde la parte baja de su oído hasta la base de su cuello, muy lento, en un roce sutil. 

Obviamente, la amiga, a la que quieres excitar, callada no se quedará por mucho tiempo, así que, lo más probable es que ella cuestione diciendo:

- Percy, que estás haciendo?

Ante esta pregunta no te asustes, eso es básico y fundamental, mantén la cordura, permanece en control de la situación, ya que un solo titubeo desaparecería, en ella, lo que hasta este momento has conseguido generarle, que sin duda sería: Algo de humedad.

En ese caso, ante tal situación, podrías responder algo como:

- Nada malo, solo intento convencerte de que aceptes mi invitación…continúa viéndola, continúa rozándola…dime, está funcionando?, o no?...siempre habla con seguridad.

Este momento es de suma importancia, puesto que si ella responde con un “NO” rotundo y te obliga, al mismo tiempo, a que le sueltes la mano, todo estará perdido, nada más podrás hacer, tus intentos de excitar a tu amiga no habrán obtenido frutos, sin embargo, si ella, ante tu respuesta y pregunta, responde con un “NO SE” y sonríe, o si simplemente te responde con una sonrisa silenciosa, entonces vas por bien camino, tu objetivo estará muy cerca de concretarse, y es mas, si sientes, al estar cogiendo sus dedos, que su mano tiembla un poco, entonces ya habrás logrado tu objetivo, tu amiga ya estará excitada, no obstante, de no percibir ese temblor, tú no te rindas, continúa con el intento, que todavía queda algo por hacer.

Pasa de su cuello a sus mejillas, ella te estará viendo, tú no dejes de verla; tócalos ligeramente con los dedos (el índice, de preferencia), a la altura de los pómulos; luego bájalos, sin temblar, hasta sus labios rojos, sensuales y bien formados, rózalos también (de preferencia el labio inferior), pero no tardes mucho allí, solo unos segundos. Si ella, después de hacerlo, hace que sus labios se presionen entre ellos, ese será indicativo de que, por una razón u otra, le está gustando, o que en verdad le gustas o simplemente le atraes, pero que de ninguna manera le eres ajeno a sus sentimientos, y que por ende no le desagrada lo que estás haciendo. Y justo ahí, en ese momento, bajas tu mano hasta su pierna (su muslo en específico), diciendo:

- Que dices Nikol, aceptas?...como pregunta sobre la invitación que le hiciste inicialmente.

En tanto lo haces, frotas suavemente su muslo, sin presionar fuerte, apenas, como siempre, rozando, pues ella no necesita sentir presión, ya que eso la perturbaría, sino que únicamente basta con que ella sienta que una mano cálida recorre una parte de su cuerpo, y eso es suficiente para motivarla, para estremecerla.

Si en ese toque inicial, en el preciso momento en el que tocas su muslo, ella tiembla o reacciona de forma nerviosa (mira su rostro, ese te dirá todo), entonces sabrás que al fin lograste excitar a tu amiga, habiendo generado humedad en su ser.

Por último, es necesario decir que, además de haber logrado excitar a tu amiga, también habrás conseguido descubrir que ella, muy dentro, posiblemente, siente algo por ti, una atracción fisíca mezclada con un sentimiento oculto. 

Y que sigue después?, de si puedes o no dar el siguiente paso y proponerle algo mas intimo?; bueno, ese será un tema para otro artículo, recuerda que lo básico para lograr tu objetivo de excitar a tu amiga es: Una voz clara y fluida, mirada fija y segura puesta en ella, firmeza en las manos, sin dar indicios de nerviosismo, delicadeza en el roce, y especialmente, siempre estar pendiente de todas la reacciones faciales que tenga ella frente a tus movimientos, ya que sus gestos te dirán si vas o no por buen camino.

Suerte, y descubran si su mejor amiga los desea en secreto o no. 

gracias por tomarse su tiempo para leer este pequeño articulo de COMO EXCITAR A UNA AMIGA.

hasta la proxima, y que un roce los lleve al más exquisito placer.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: