Excelentes concejos para aprender un nuevo idioma

Si uno de tus propósitos de año nuevo es aprender inglés (o cualquier otro idioma) pero aún no sabes por dónde empezar; o bien has empezado a aprenderlo pero cada día te cuesta más trabajo volver a estudiarlo (te sientes cansado, no encuentras motivación o simplemente no te alcanza el tiempo) entonces este artículo te dará algunos consejos para que puedas seguir instruyéndote y no te rindas hasta alcanzar tu objetivo.

Para empezar, hay que señalar que lo primero que necesitas para aprender un idioma es una razón de peso para aprenderlo. Haz este ejercicio: pregúntate el por qué quieres aprender ese idioma, por ejemplo, quizás sea porque en este mundo globalizado dominar un idioma es una ventaja para ser competitivo en tu trabajo, te gustaría establecer una relación con una persona que habla un idioma diferente al tuyo o tal vez quieras estudiar, trabajar o emprender un viaje a un país donde se hable el idioma que pretendes aprender. La idea de este ejercicio es que tengas un motivo realista que te genere compromiso y constancia para aprender ese idioma.

Ahora bien, ¿Cómo empezar? Puedes aprender rápido frases y vocabulario específico para tus necesidades básicas, por ejemplo puedes iniciar aprendiendo a saludar y presentarte, los números, aprender a pedir ayuda, ordenar comida, o a preguntar por una dirección. Los libros ilustrados de frases cortas, los abundantes tutoriales de internet para principiantes y las canciones infantiles pueden ser una buena plataforma de inicio. Recuerda que estás empezando, aún no es momento de obsesionarse con la gramática, esa parte la irás perfeccionando con el tiempo.

Posteriormente, es necesario recordar que la “práctica hace al maestro” y que si realmente quieres llegar a dominar un idioma es necesario que lo practiques y que seas constante (recuerda el ejercicio que te propuse arriba). Eso sí, practicar no tiene por qué ser estresante o abrumador, hay infinidad de maneras para practicar el idioma que pueden resultar divertidas y estimulantes: puedes ver películas y escuchar música en ese idioma, leer noticias o libros, cambiarle el idioma a tu tableta, celular o computadora, etc.

Intenta hablar o escribir el idioma siempre que te sea posible, por ejemplo si conoces a un extranjero que hable el idioma que estás estudiando intenta mantener una conversación aunque sea básica con él o ella, y que no te dé miedo cometer errores, seguramente los vas a cometer pero considera que esto es parte del aprendizaje.

Ahora la ya lo sabes: si realmente quieres aprender un idioma necesitas una motivación realista para estudiarlo, empezar utilizando material audiovisual para aprender los fundamentos más básicos del idioma y finalmente practicar, practicar y seguir practicando. Recuerda: nadie es perfecto en hacer algo la primera vez, el secreto está en ser constante.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: