Aplicación a pequeña escala: al Estado de un país.

 

PREPARACIÓN (juicio de premisas): El Compromiso.

 

Hemos llegado a la parte de la “Evolucionaria Idea”, que he preparado exclusivamente para los lectores de artigoo, en la que vamos a hacer reflexiones y a crear criterios (juicio) para producirnos el indicio argumentativo real (premisas) sustento de la preparación (ordenamiento de funciones constitutivas, de la actividad que debe dinamizar acciones responsables inequívocas). El compromiso es hacer una preparación correcta garante de la consecución: el bienestar. De cómo sea preparada la actividad depende la consecución o no; eso es elemental y no requiere explicación.
Sabiendo ya cuál es el elemento clave (la persona humana que es el motivo-razón) para y con el cual formar una sociedad y un estado como son, no como no son; sabiendo cuál es su factor característico fundamental (la responsabilidad); y sabiendo cuáles son los factores y atributos de dicho factor (razón, amor e interés), reflexionemos. Reflexionemos acerca de qué no deja ser como es lo que por estar mal nos perjudica: la persona humana no tiene responsabilidad, porque, en lo que erráticamente está definido como responsabilidad, careciendo de razón y de amor, lo único que está presente de un modo viciado es el interés. La simple estructura dañada de la gran mayoría de sociedades en el mundo, en sí, perjudica a su propia conformación colectiva e individualizadamente: al Estado; a las empresas; a las otras sociedades (mercantiles, políticas, religiosas civiles, etc.); a la familia; a cualquier tipo de conformación grupal de “pensantes”; a la persona humana, en cualquier caso, directa y específicamente.
Le pido, a quien lee, que internalice el próximo párrafo, que preferiblemente lo lea cuando y donde no haya interrupciones: es que parece un trabalenguas, pero que puede volverse un trabapensamientos, lástima que aquí no sea propicio desgranar explicaciones (tengo que confiar en que ustedes entenderán, o en que, si no entienden, serán sinceros y me lo harán saber en un comentario). Ahora comienza el párrafo.
La justicia, nunca podrá ser injusta, porque la injusticia no existe aunque en el mundo se vea que está (recomiendo leer el goo “La Justicia Vista Por Dentro”); con esa verdad en la mano, metámonos en el desgraciado escenario de las sociedades modernas. Las sociedades no son sociedades porque los individuos estén asociados sino simplemente porque están agrupados, todo es un caos de condición ordenada aparente: unos pocos corren ignorantes sólo por vanos intereses materiales, que otros muchos ni conocen, y otros muchos corren por envidias, de ser igual sin saber igual a qué quieren ser; unos pocos cargan peso ajeno y otros muchos descargan su propio peso; otros muchos dependen de unos pocos, y unos pocos explotan a otros muchos; unos pocos ven al mundo cual paraíso, y otros muchos cual infierno sin fin; unos pocos administran, y otros muchos son administrados; otros muchos pueden demoler al mundo, y unos pocos lo pueden desaparecer; otros muchos son la vida de unos pocos, y unos pocos propician que otros muchos se maten entre sí; unos pocos sí “saben” cómo querer lo que obtienen, y otros muchos no saben cómo obtener lo que quieren; otros muchos siembran y cosechan, y unos pocos comen y disfrutan; unos pocos prolongan sus vidas, y otros muchos se mueren hasta naciendo;... otros muchos son ignaros, y unos pocos son ignaros también. Ninguno sabe qué debe querer ni para qué está aquí. Entre otros muchos y unos pocos, los de siempre son la esperanza; los de siempre están aprendiendo y aprehendiendo, lo que unos pocos y otros muchos ninguna importancia le dan; los de siempre ven el sentido de estar en este mundo, usan la razón a diario nutriéndola de vivencias, ejercitan el amor puro para que se les desarrolle en el corazón, van teniendo ya el interés en lo que es como es y no en lo que está como no es. Los de siempre ya tienen nacidos dentro de sí los factores y atributos de la responsabilidad: la razón, el amor, el interés. Entre los de siempre comienza la integración, para poder preparar el mecanismo conductual que arraigue la responsabilidad como es.
La esclavitud, es una condición mutable, radicada en el mundo desde el principio de las épocas; lo que se cree que es libertad es más bien esclavitud remozada. Otros muchos son los esclavos, aunque sean de clase social media o alta, con sus vidas bien ganadas, son los esclavos de unos pocos y de la ignorancia que de unos pocos se dejan sembrar también.
Aquellos que (más allá de Estados y de gobiernos) poseen el monopolio de la producción y empleo de las armas (desde las más sencillas hasta las más mortíferas), del dinero y sus artificios, del mundo magno-“empresarial”, de las “grandes religiones”, de las sociedades secretas, y de los “líderes” arrastra pueblos, son unos pocos; ellos dominan Estados y gobiernos porque, siendo generacionalmente perpetuos, aunque nadie los elige nunca, en todo intervienen y, teniendo al mundo como de ellos, a la ignorante humanidad están haciendo auto-devastar.
Quienes conocen bien a otros muchos y a unos pocos son los de siempre; ellos estudian y crecen por dentro; ellos son responsables voluntarios de hacer conocer la responsabilidad; ellos, que alimentan sus conciencias, siempre han tenido como norte alimentar la colectiva; ellos ensayan amar a la humanidad y hacerla despertar por su bienestar. Los de siempre son todas las personas que, poseyendo todas las características antes citadas, por el bien de este mundo han trabajado, trabajan y trabajarán (es también una secuencia inter-generacional).
La preparación empieza por los de siempre. Los de siempre deben usar la inteligencia  para crear y difundir el mensaje, no deben quedarse inactivos, en lo pertinente a la integración de la responsabilidad dentro de la gente (tanto en muchos otros como en unos pocos y en ellos mismos también); así es como puede empezar el desarrollo secuencial hacia la responsabilidad, no se ve otra manera. Los de siempre deben descansar, no fijarse ideas sino dejarlas fluir proyectando las positivas hacia su sólida materialización; los de siempre no deben enojarse con muchos otros, porque muchos otros necesitan ayuda y, por su ignorancia ya cultivada, no lo pueden ver; los de siempre tienen que cuidarse de unos pocos, porque unos pocos eternamente les querrán silenciar; los de siempre deben internarse en la ética, el honor, y la filosofía; los de siempre tienen que ver desde la agricultura hasta la astronomía y más allá; los de siempre no pueden cejar en sus propósitos de trabajar por el bienestar de la humanidad; los de siempre deben tomar en cuenta el ilusorio tiempo que condiciona la estancia en este mundo; los de siempre deben velar por su propia salud espiritual, mental y material; los de siempre deben construir por dentro con las ideas, para luego exteriorizar seguros; los de siempre deben especializarse en la oratoria y la escritura, para poder transmitir los conceptos desde los sencillos hasta los complejos (si no, todo lo exteriorizado se perderá en el abismo del mal entendido). Todo esto es un trabajo metódico de preparación, más rápido o más lento, de acuerdo a las capacidades que jamás deben excederse.
Aunque muchos de los de siempre no lo sepan, quizá en ellos resida hasta la responsabilidad de prolongar la estadía del planeta y sus especies. Se ve más grande el compromiso.
Los de siempre son personas, salidas de unos pocos y de otros muchos, que escapan de allí al deslastrar de influencias su manera de ver.

Entre otros muchos, unos pocos y los de siempre, tú… ¡¿dónde estás?!.

 

Próximo goo de “EVOLUCIONARIA IDEA”.

FUNCIONAMIENTO (responsabilidad manifiesta): La Actividad.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: