malentendidos

EVITAR LOS MALENTENDIDOS

MEDIANTE LA COMUNICACIÓN EFICAZ

EVITAR LOS MALENTENDIDOS es esencial si queremos salvaguardar las amistades y las buenas relaciones con los demás. Muchas son las personas que, tras una larga relación amistosa, se han enemistado de repente. En ocasiones, si preguntamos por las razones de la ruptura, no recibimos ninguna respuesta concreta, sino un simple no sé, no me acuerdo o un tampoco lo entiendo. Rupturas dolorosas e incomprensibles son el resultado de no saber decir las cosas de una manera adecuada sin ofender al contrario.

Evitar los malentendidos es posible si cuidamos lo que decimos y las formas que utilizamos para expresarnos. Todo consiste en transmitir la idea de forma precisa para no dejar lugar a los malentendidos. Escoger las palabras correctas, el tono adecuado, así como el momento oportuno forma parte del dominio de la comunicación eficaz.

Evitar los malentendidos es el resultado de un buen dominio de la lengua y pensar antes de hablar para poder frenar la lengua a tiempo. Ordenar los pensamientos y tomarse el tiempo necesario puede prevenir algún mal trago. A veces puede ser preciso explicarnos mejor, mientras otras veces puede ser demasiado tarde.

Ya en el libro de Santiago, capítulo 8 versículo 3 podemos leer las siguientes palabras: pero ningún hombre puede domar la lengua; es un mal turbulento y lleno de veneno mortal. Estas palabras son bien ciertas. ¡Cuánto daño podemos hacerle a una persona con tan solo unas pocas palabras! Pueden tener el efecto de un cuchillo clavado en el corazón. Santiago capítulo tres y versículo cinco nos advierte de lo siguiente: Así también la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas. Mirad, ¡qué gran bosque se incendia con tan pequeño fuego! Una palabra mal dicha puede encender una contienda incontrolable y tan difícil de calmar como el fuego de un bosque en pleno verano. Aunque se llegue a controlar y a apagar, el daño que queda atrás será irremediable.

Los MALENTENDIDOS se dan entre personas hablan el mismo idioma, pero más aún cuando son de nacionalidades diferentes. En este caso, evitar los malentendidos no se reduce solamente al dominio de la comunicación y las habilidades lingüísticas, sino se amplía al conocimiento de otras culturas, costumbres y hábitos. Para que haya una buena comprensión dentro del diálogo eficaz, es preciso ampliar los horizontes mentales puesto que, aquello que a uno le pueda parecer lo más normal del mundo, a otra persona pueda parecerle una ofensa. Por tanto, hay que hablar con respeto y con conocimiento para evitar los malentendidos.

No obstante, aún dominando la buena comunicación y poseyendo un amplio conocimiento cultural o siendo un experto lingüístico, podemos ocasionalmente crear un malentendido. En este caso, hay que reconocer el error a tiempo y saber pedir perdón.

Evitar los malentendidos puede ser todo un ARTE.

malentendidos

malentendidos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: