La única manera de evitar comisiones bancarias es prescindiendo de los servicios de los bancos. Debemos regresar al pago en mano y dejarnos de recibir la nómina y otros pagos en una cuenta bancaria. Yo hablé con mi empresa y le dije que o me pagaban en dinero contante y sonante o me iba. Accedieron. Es la ventaja de trabajar en una pequeña empresa.

Los recibos de agua, luz y demás suministros no los tengo domiciliados. Voy a pagarlos al banco porque no me queda otra, pero no pago la comisión que pagaría si los tuviera domiciliados en mi cuenta corriente. Un dinero que me ahorro. No tengo porque contribuir al capitalismo desaforado de los banqueros.

Las tarjetas tampoco las uso. Se puede pagar en dinero de toda la vida. Así te ahorras comisiones y también el apuro que te entra cuando pierdes una tarjeta o te la roban. Yo perdí un día una tarjeta y los del banco sólo me pusieron problemas para cancelarla. No les importaba que mi tarjeta pudiera caer en las manos de un ladrón que me estuviera comrpando medio Madrid a mi cuenta. Entre ladrones se ayudan.

La única manera de evitar las comisiones bancarias es regresando a los comprotameintos financieros de nuestros abuelos: cobrar en mano, pagar los recibos en mano, pagar con dinero de toda la vida y guardando parte de los ahorros en casa. El dinero está más seguro en una caja fuerte dentro de tu dulce hogar que en las manos de esos bandidos que hay en los bancos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: