evangelio de la prosperidad

"Evangelio de la prosperidad" Sin duda alguna, ya has escuchado esta frase; donde los predicadores de hoy día, dicen que Dios te va a multiplicar todo aquello que siembres para su obra.

Pero, ¿Es esto bíblico? ¿Qué enseñan las escrituras? 

Creo fielmente en que Dios quiere que todos sus hijos prosperen; pero la prosperidad no se trata específicamente del dinero y de las cosas materiales.

Prosperidad viene del latín que significa: éxito en lo que sucede. Si bien podemos aplicarlo a lo material, debemos tener presente que esta palabra no se limita solo a eso. 

Tú puedes tener todo el dinero del mundo, y no ser una persona próspera. Esto se debe a que el dinero jamás llenará el vacío de Dios que hay en el ser humano. Incluso, Jesús dijo: "¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?"

El mismo Jesús hizo hincapié en la prosperidad del alma, antes que en la prosperidad material.

En su tercera carta, el apóstol Juan le dice a Gayo: "Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma."

Claramente se ve el deseo del apóstol en la prosperidad de Gayo. Pero hay por lo menos algo a resaltar aquí:

 El deseo de Juan indica que es probable que Gayo aún no haya sido prosperado en todas las cosas; pero que ya ha prosperado en su alma.

Esto nos da a entender que por lo que más se interesó Juan fue por su prosperidad del alma. En otras palabras Juan le estaba diciendo a Gayo lo siguiente: Deseo que te veas por fuera como eres por dentro.

 

Amados, Dios quiere que prosperemos en todas las cosas; pero que antes de prosperar en todo eso, estemos prosperando en nuestra alma.

Dios te Bendiga

 

Déjanos tu opinión. Es importante para nosotros.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: