Generalmente al evaluar un proyecto de inversión financiera, se utilizan todas las herramientas disponibles a saber: Rentabilidad, solidez, sensibilidad que para el presente recibe el nombre de riesgo.

En la rentabilidad se evalúa el sacrificio de recursos frente al posible retorno que valga la pena, frente a una actividad que implique menor sacrificio y posiblemente igual rentabilidad o mayor.

La comparación típica casi siempre es con el sector financiero, que para el ahorrador o inversionista, no implica ningún sacrificio adicional al de depositar y esperar el tiempo de redención.

En la solidez se evalúa la calidad de los activos que generen fondos con pocos costos de mantenimiento, con su capacidad de generación operativa en el tiempo, es decir la continuidad en el tiempo sin necesidad de reposición muy corta.

En la sensibilidad de ayer conocida en el presente como riesgo, se fracciona en el riesgo operativo, financiero, jurídico y económico, coctel que brinda unas tendencias posibles que se deben asumir.

Por riesgo operativo entendemos la posibilidad de no vender los productos ofertados o los servicios ofertados, en el sector financiero se les denominan riesgo de mercado.

Por riesgo financiero es cumplir con una ley universal, que a mayor rentabilidad exigida mayor es el riesgo, dado que se requieren mayores sacrificios y el cumplimiento de múltiples variables.

Múltiples variables como que el entorno se rija por unos postulados trazados, que el mercado responda a la oferta, que seamos competitivos, que la estructura económica del medio sea estable, que la estructura política de la región destino sea estable.

Dentro del riesgo jurídico, la estabilidad de su universo y la atención a los nuevos marcos acorde con las nacientes necesidades, en pocas palabras la continuidad de nuestro ejercicio dentro de lo legal, sobre todo en lo ambiental y el respeto a las culturas.

El riesgo económico es la última fase de la evaluación, la posibilidad de quiebra total, parcial o de cambio de negocio, aquí juega un papel importante los escenarios dentro de una lúdica natural.

Los escenarios permiten formular hipótesis de ocurrencia de sucesos rosa o desastrosos, los primeros invitan al optimismo, los segundos son un reto de volverlos oportunidades.

Generalmente los analistas se mueven sobre el anterior marco planteado, lógicamente complementado las herramientas mostradas, con los puntos de equilibrio, con las tasas internas de retorno, con el costo beneficio y otras.

En el punto de equilibrio miran cuando los ingresos se encuentran con los costos y gastos, es decir cuando los beneficios son iguales a los sacrificios.

En la tasa interna de retorno, en el tiempo estimado de retorno de la inversión, la posibilidad que los flujos de fondos garanticen la rentabilidad esperada.

En el costo beneficio la aplicación de una variable que sea igual o superior a uno, confrontando lo sacrificado con los beneficios esperados.

Generalmente todo el planteamiento sobre el papel suele ser viable de realización, lo difícil es el cumplimiento en la realidad, sobre todo porque jamás se contempla el mayor riesgo, el hombre.

Qué tan viables son los hombres que ejecutarán el proyecto, muchos no realizan ningún estudio sobre el papel y triunfan, lógico no es lo aconsejable, otros perfección en el papel y fracasan.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: