Para iniciar las acciones adecuadas a la hora de hacer frente a una emergencia real en un centro docente donde se encuentran cientos de personas es necesario realizar previamente varios simulacros.

Un SIMULACRO es la simulación de un desastre para observar cuales son las acciones que se realizan frente a él. Es una buena opción para fomentar comportamientos y actitudes de autoprotección, así como para poner a prueba la capacidad de reacción de las personas del centro y de los servicios de emergencia externos.

Las situaciones de emergencia que pueden darse en un centro docente son entre otras: aviso de bomba, incendio, escape de gas, accidente grave y cualquier otra situación que requiera o justifique la evacuación inmediata del lugar.

Los simulacros no pretender obtener resultados perfectos en un primer momento, simplemente pretende corregir los hábitos y reacciones frente a las situaciones de emergencia.

Es muy importante conocer las condiciones de seguridad de los edificios y mentalizar a la comunidad educativa de la importancia de los riesgos y problemas relacionados con la seguridad en los centros escolares.

Las instrucciones de EVACUACIÓN se han de difundir mediante carteles, correo electrónico, claustro, reuniones de jefes de departamento y tutores.

En la realización del simulacro lo más conveniente es que el colectivo participante no esté previamente alertado para observar con más exactitud las reacciones de los individuos. Para ello se tendría que asignar un coordinador en cada planta o edificio que regule el flujo e evacuación y comprobar que todos los espacios queden vacios.

Un informe recogerá los resultados del simulacro que refleje el grado de implicación y colaboración de cada individuo. Es de extrema importancia identificar las zonas de congestión peligrosa en los flujos de evacuación para emergencias futuras.

La comprobación del correcto funcionamiento del sistema de alarma e identificación de elementos fijos y móviles que obstaculizan las vías de evacuación es otro elemento esencial.

Las normas básicas en caso de emergencia para una correcta evacuación son:

-Salir de las aulas rápido y sin coger los objetos personales.

-Utilizar las salidas emergencia que han de estar debidamente señaladas.

-Está prohibido utilizar los ascensores y los montacargas.

-La evacuación se ha de hacer en fila india evitando las aglomeraciones y los cuellos de botella.

-Se llamará a los servicios externos de emergencias (bomberos, ambulancia, policía…)

-El encargado de cerrar los suministros cortará el gas y la electricidad.

-Sólo las personas preparadas y formadas pueden hacer uso de los extintores.

-Si fuera una emergencia de incendio y hubiera humo, es importante ir agachado con la boca tapada con un pañuelo.

-Por último se ha de llegar al punto de encuentro acordado y proceder a un primer recuento de personas.

Evacuación de una escuela

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: