eutanasia

Eutanasia - ¿Liberación u homicidio?


EUTANASIA – Definición


El término EUTANASIA proviene del idioma griego donde eu significa bien y thanatos hace referencia a la muerte. De ahí, se podría entender EUTANASIA como buena muerte o una muerte digna, en un sentido más amplio.

La Real Academia Española define el término de la Eutanasia de la siguiente manera:

1. f. Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él.

2. f. Med. Muerte sin sufrimiento físico.

EUTANASIA y sus problemas de definición

El tema de la Eutanasia es un tema social ampliamente discutido. Su repercusión internacional ha atraído no sólo la opinión pública, sino igualmente de especialistas de diversos campos que son:

 

  • Las RELIGIONES de las principales creencias (cristianismo, judaísmo, islam…). De punto de vista religioso, la vida es sagrada y hay que respetarla. Por lo tanto, la Eutanasia no tiene cabida.

 

  • La FILOSOFÍA; los filósofos intentan definir la Eutanasia desde un punto de vista ético y no se ponen de acuerdo si desde la Ética y la Moral se puede sostener la muerte anticipada.

 

  • La MEDICINA; los profesionales sanitarios, sobre todo los médicos se encuentran bajo el juramento hipocrático que les obliga intentar no sólo conservar la vida, sino intentar solucionar dentro de sus posibilidades y conocimientos, las dolencias que atacan a los pacientes. En el intento de conservar la vida, la Eutanasia no tiene cabida.

 

  • La JUSTICIA; una de las distintas definiciones que recibe la Eutanasia es el del homicidio. Por lo tanto, la muerte anticipada de un paciente no tiene cabida judicialmente por ser considerado por algunos como un homicidio, independientemente si es voluntario o involuntario. De ahí, quien ayude a un paciente en la realización de la Eutanasia se verá confrontado con la justicia y tendrá que no sólo defenderse legalmente, sino someterse igualmente a una pena de prisión, sobre todos en aquellos países donde la Eutanasia está prohibida, que es prácticamente en la mayoría de los estados.

 

Existe un hueco legal ante la falta de una definición única de la Eutanasia y este hecho dificulta un acuerdo y unas leyes aplicables a esta situación. Mientras para unos, la Eutanasia es igualable al homicidio, otros defienden que la vida es algo sagrado y no corresponde al ser humano terminarla anticipadamente. Al contrario, desde el punto de vista ético y psicológico, se diferencia entre el concepto de la Eutanasia y el homicidio. Justifican la Eutanasia como una muerte digna que es un derecho de cada persona de elegir la muerte que desea. Este razonamiento se basa en la pregunta de por qué se ha de prolongar una vida indigna si puede procederse a obtener una muerte digna y así acortar los sufrimientos y tratamientos innecesarios. Hay pacientes que se encuentran en una situación extrema de una enfermedad terminal e incurable y la única solución es la muerte en ocasiones agonizante. Cuando los médicos ya tienen diagnosticado el paciente de una enfermedad terminal, lo que pretende el paciente es dejar de sufrir y no prolongar más el desenlace previsto, sino simplemente acelerar el proceso para no someterse al sufrimiento final y, además, facilitar la despedida de sus familiares y queridos. En oposición a este pensamiento, se hallan los defensores de la vida que prefieren mantener a todos aquellos pacientes con vida. Justifican su postura con los avances científicos en el ámbito de la investigación y la medicina, porque mantienen la esperanza de poder encontrar a tiempo una solución mágica que pueda curar a los pacientes en el último momento. El temor está en llegar tarde, puesto que la muerte para el ser humano ya no tiene solución.

Semejante situación se presenta para aquellos pacientes que, aunque no padezcan una enfermedad terminal, su vida no se puede considerar digna. Este es el caso de aquellos pacientes tetrapléjicos, encamados, conectados a máquinas, respiradores, etc. Hoy en día existen pacientes que se encuentran en un coma irreversible y están mantenidos con vida artificialmente. En estos casos, es importante disponer de un TESTAMENTO VITAL que exprese claramente la voluntad del paciente. En las Comunidades Autónomas de Galicia, Cataluña y Extremadura ya está permitido registrar el Testamento Vital, lo cual ha alimentado la esperanza de muchas personas a favor de la Eutanasia.

La duda que suscita la Eutanasia es si se trata de un homicidio o si se trata de acortar el sufrimiento de un paciente que padece una enfermedad irreversible. Y la discusión en la cual se enfrentan una vida insoportable y una muerte digna está servida. Sea como sea, los sentimientos que envuelve este asunto son muy fuertes. ¿Quién es capaz de desconectar a un paciente en estado vegetativo? ¿O de verlo día a día en este estado? Tal vez será uno de los conflictos más fuertes que tenga que resolver el ser humano.

Eutanasia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: