Es un poema que relata el dolor que siente, quien, aùn teniendo a su lado al ser amado, lo siente eternamente ausente.

Tambièn se aplica a quien lo ha perdido y en esa distancia, no deja de amarlo. Espero les guste cibernautas.

 

 

 

 

 

 

Claman mis palabras sobre el lecho frío,
reclamando exhaustas tu presencia urgente,
se desprenden lágrimas, cual sonoro río,
al ver tu figura eternamente ausente.


Se izan banderas del deseo mudo,
viles estandartes del amor presente,
y por la gargante se atraviesa un nudo,
ante la impaciencia de amar nuevamente.


Como a la deriva, mi piel escamada,
evade entre sueños el daño incipiente,
por ver el vacío que marca la almohada,
el reloj tortura mi alma doliente.


Tras plegarias huecas, cual clavos roidos,
Morfeo me arrastra y en una pendiente,
mi deseo muere y por el lecho frío,
duerme tu figura eternamente ausente.

 

Autora: Mariela G. Marianetti

 

By Maru

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: