paisaje

La eterna Busqueda

En el trayecto de mi senda siempre he vivido en una constante búsqueda de la voluntad de Dios para mi vida, he saltado aquí, allá, en un lado, en el otro, arriba, abajo, en fin, por todas partes, pero los resultados han sido pocos. He visto vídeos, leído libros, revistas, artículos, he escuchado a algún predicador que ha llegado a mi entorno, he acudido a reuniones donde hablan “profecías”, “visiones”, “interpretaciones de lengua” o revelaciones procurando que Dios me mostrara cual era su voluntad para mi vida, pero muy poco o nada fue lo que obtuve como resultado. ¿ Por que fue muy poco o nada lo que obtuve en mi búsqueda?


En respuesta a este interrogante, debo expresar dos razones: Una, porque no he buscado en la fuente principal. En la fuente, me refiero a todos los medios mencionados en los párrafos anteriores, algunas veces ha funcionado y ha dado algunos buenos resultados; pero otras veces, los resultados han sido humanos e inciertos, pues la repuesta ha venido del corazón del hombre y no de Dios. Dos, no había encontrado satisfactoriamente la voluntad de Dios porque no la había buscado en la fuente principal y verdadera, la cual es su Palabra. Ella me señala todo lo que debo hacer y si verdaderamente me interesa buscar el camino que fue preparado de antemano para que anduviera en el. Tengo que hacer hasta lo imposible para tener un verdadero conocimiento exacto del dueño de todos y cada uno de mis pasos mientras ando. Lo importante no es detenerme, sino seguir avanzando para alcanzar la meta deseada, porque los problemas están y estarán, pero esto me debe servir para afrontarlos y aprender de ellos y convertirlos en oportunidades para superarlos por muy difícil que sean. Pero solo lo alcanzare si me agarro de la mano del que todo lo puede para que me siga guiando en esta senda. Añadiendo a mi fe: virtud, conocimiento, dominio propio, paciencia, afecto y amor.

 

Lo que yo mas necesito es entregarme de manera apacible y sumisa con corazón sincero, a las enseñanzas del Creador que me ha hablado del mejor camino para mi vida. No debo buscar la liberación ni la paz en lideres humanos, ni en partidos, ni en creencias ni sectas, tengo que buscarlo dentro de mi misma, solo así brillara esa luz en la senda de mi vida y tendré éxito en todo lo que emprenda. Para terminar quiero dar gracias al todopoderoso, por regalarme y conservarme la vida y la salud y por ungir mi mente para escribir este goo donde se encuentra consignado parte de lo que recuerdo relacionado con mi vida. Y esto solo lo he podido conseguir por el amor, la esperanza y la fe depositada en las bellas promesas que están consignadas en la Biblia y que no tienen fecha de vencimiento y a todos los que a lo largo de estos años que escribo en artigoo, han sacado tiempo para leer mis escritos.

 

AUTORA: JUDITH ROSARIO

corazones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: