fotografia

Las primeras naves robóticas que se posaron en el suelo lunar, tanto las rusas como las estadounidenses demostraron que este es duro pero que está recubierto de una densa capa de polvo de varios centímetros de espesor. Los teóricos de la conspiración, Bart Sibrel y Bill Kaysing que trabajó en el proyecto Apolo, afirman que el motor del LM debería haber dejado un cráter en el suelo o al menos haber esparcido la capa de polvo durante los primeros minutos del alunizaje y nada de esto ocurrió lo que refuerza su teoría de que el viaje a la Luna es falso y que todo fue un montaje de la NASA.

fotografia

No obstante, hay que tener en cuenta que las condiciones de la luna son muy diferentes de la Tierra y que en realidad nada prueba que el programa Apolo fuera un fraude ya que allí no hay aire y no sabemos si el polvo se remueve. Ralph René, otro firme defensor de que la NASA simuló los viajes del Apolo asegura que el módulo lunar debería haber perdido su equilibrio y tenía que haber caído. Así mismo, que las altas temperaturas de la Luna que oscilan entre 120º C y menos 120º C durante la noche demuestran que si se aterrizó cuando brillaba el sol como se dijo, deberían haber muerto quemados.

fotografia

No obstante, si se tiene en cuenta que que el día y la noche lunar duran dos semanas cada uno, la superficie tiene mucho tiempo para adaptarse a las máximas y mínimas por lo que se dispone de mucho tiempo donde se registran otras temperaturas intermedias. Las cintas de vídeo con las imágenes del primer paseo lunar se han perdido lo que aviva aún mas las sospechas de los muchos incrédulos sobre este tema. Es muy difícil entender que la NASA no custodiara las cintas originales del programa Apolo, en concreto las cintas analógicas del primer e histórico paseo lunar de Neil Armstrong y Buzz Aldrin. 

fotografia

Por fortuna existen copias de bastante calidad pero tener las auténticas sería mucho más revelador. Las naves apolo se siguieron de forma oficial desde California, Australia y España y otros países de forma independiente siguieron los viajes de la misión Apolo como la Unión Soviética que era enemigo declarado de Estados Unidos. Algunos ingenieros aún siguen vivos y ninguno ha denunciado sospechas. Lo cierto es que siempre habrá gente que se pregunte si fue una estafa por parte de la NASA porque la duda siempre planea sobre los grandes acontecimientos de la historia ya que la duda es fundamental para que progrese la ciencia.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: