Se acerca septiembre, tiempo de matrículas y de ir pensando qué carrera universitaria vamos a hacer. Eres tú, estudiante, quien debes decidir. No dejes que decidan por ti padres y profesores. Es mejor ser responsable de tus decisiones que víctima de las decisiones de los que te rodean.

Te imagino pensando qué estudiar en la Universidad. ¿Te gusta Historia del Arte, pero piensas que tu futuro laboral estará más asegurado si te apuntas en la Facultad de Derecho? Estudia lo que te gusta. Este es mi consejo. Una persona que estudia lo que realmente le gusta siempre acaba teniendo éxito en la vida. Es mejor ser un guía turístico feliz, después de haber cursado Historia, que ser un abogado amargado, tras unos estudios de Derecho que nunca le gustaron.

Si eres padre o madre, no debes plantearte tú qué estudiar en la Universidad. Deja que tus hijos elijan su futuro. Yo nunca podría tener sobre mi conciencia la amargura de ver a un hijo mío trabajando en lo que no le agrada. Me gusta ver a las personas felices, sobre todo si son los herederos de mis genes. la felicidad de los hijos siempre redunda en una mayor felicidad de los padres.

Las carreras universitarias aparentemente sin salidas laborales suelen tener salidas para las personas que las aman, que disfrutan haciendo un trabajo relacionado con esos estudios descartados por muchos padres cuando se plantean erróneamente qué deben estudiar sus hijos en la Universidad. Las salidas laborales las da el entusiasmo. Si estás convencida, seguro que descubres problemas para solucionar con tus conocimientos universitarios y esos problemas a solucionar son oportunidades de trabajo o negocio.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: