¿Por qué será que siempre nos acordamos de lo bien que nos sabriamos el temario si hubiesemos empezado con antelación, en los días previos a los examenes? El propósito de estudiar a diario es tipico al comienzo del nuevo año, pero siempre nos pasa igual. Llegan los examenes y como no hemos trabajado bien la materia, nos falta tiempo. Pero realmente hemos dispuesto de ese tiempo, aunque no lo hemos aprovechado. La tipica frase de "me da tiempo" y las horas perdidas en las cafeterias con los amigo nos bienen a la cabeza en el momento en que ya es demasiado tarde para lamentarse, porque ya no hay vuelta atrás. Solo cabe aprovechar al máximo el tiempo del que ya disponemos, y tomarlo como experiencia para el próximo exámen.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: