Estudiando el cielo grandes hombres de la ciencia descubrieron que allí estaba la solución a sus investigaciones. Y los cometas les ofrecieron la ayuda que necesitaban. Alexander Wilson se valió de ello en 1749 para medir la temperatura del aire a considerables alturas. En 1752 Benjamin Franklin llevó a buen puerto sus estudios y observaciones sobre los rayos, también inspirándose en cometas. Y sir George Cayley enunció los prinicipios básicos de la aeronáutica en 1804. En Japón, los cometas con forma de dragón son símbolos de prosperidad y semejante a una toruga o grulla, significan larga vida.-

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: