Pocas, muy pocas empresas se preocupan por la salud de sus empleados y más aún por el estrés acumulado que la jornada diaria puede depositar en ellos.

Aunque esto tambien repercute en los resultados que obtienen las empresas ya que el simple hecho de que una persona tenga o viva con estrés hace que su rendimiento se venga abajo y por ende los resultados no son los esperados, teniendo así un círculo vicioso de presión y estrés que termina por explotar en algún momento.

En México este fenómeno es visto ya de forma natural y es que la presión de conservar el trabajo, que tanto cuesta conseguirlo en este país, es suficiente para vivir en un estrés extremo. Y es una lástima que los directores o empresarios no tomen cartas en l asunto.

Tan fácil que sería no amenazar al empleado con la pérdida del empleo y con eso se reduciría considerablemente el estrés que repercute directamente en la salud del trabajador.

Hay patrones o "jefes" que juegan con esto sometiendo al trabajador a una especie de psicosis laboral en donde lo más importante es el resultado por arriba de lo humano y creo, en lo personal, que es ahí donde empieza a fallar el sistema laboral mexicano.

En algún momento este estrés puede desencadenar en enfermedades más graves si no se sabe usarlo de manera positiva; hay que recordar que el estrés es una especie de alarma para el cuerpo, es decir, un indicador de que algo va a pasar y nos debemos mantener alertas.

Paros cardiacos, embolias, males del sistema nervioso y un sin fin de enfermedades se pueden desencadenar apartir del estrés laboral, por eso es recomendable que por cada hora de trabajo se descanse por lo menos 10 minutos, parese a tomar agua, a caminar y si tiene la oportunidad en su oficina haga ejercicios de estiramiento, todo esto con el afán de que no se concentre todo en la parte baja del cuello y se sienta como si cargaramos un loza pesada.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: