Marco Dido FALCO es el detective que protagoniza una historia policiaca, la estatua de bronce de Linsey Davis, que transcurre en el imperio romano, en tiempos del emperador.

En el año 71 de nuestra era en Roma, se acaba de descubrir una conspiración contra el emperador Vespasiano, el nuevo amo de Roma y su imperio, pero algunos traidores han logrado huir.

El astuto y audaz Marco Didio Falco, detective, espía y hombre para todo, se encargará, por orden del mismísimo emperador, de hacer desaparecer un molesto cadáver y localizar a uno de los fugitivos, el escurridizo liberto Barnabas, un extraño personaje que parece tener algo personal contra Didio Falco, un hombre que quiere vengar en el detective la muerte de su amo.

La investigación llevara a Falco hasta las costas de la Magna Grecia, al sur de la península itálica. Pero las cosas se iran complicando.

Falco estará constantemente en peligro y deberá disfrazarse para poder pasar desapercibido en una zona repleta de altos cargos del gobierno en sus vacaciones estivales. También se reencontrara con la altiva Helena Justina, con quien mantiene una peculiar y furtiva aventura amorosa.

Ahora que Falco trabaja para Vespasiano, muy a su pesar, pero es que el pobre necesita mucho dinero para poder ingresar en la clase media y así poder hacer factible su matrimonio con Helena Justina. No es que a ella le importe el dinero, pero después de ver el nivel de vida al que la tenía acostumbrada su ex-marido, el pobre Falco tiene la moral por los suelos y su búsqueda de dinero le lleva a hacer estos trabajos.

La joven como ex mujer de Gneo Atrio Pertinax uno de los conspiradores contra Vespasiano que resulto muerto, le será de gran ayuda para descubrir lo que pasa en la casa de Marcelo el padre adoptivo de Pertinax.

Los dos se pasan el rato discutiendo como fieras, mientras a su alrededor los conspiradores se asesinan unos a otros y algunos hasta se levantan de la tumba.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: