¿Por qué los venezolanos pierden la fe? Porque nos han abandonado. Los que prometieron defendernos y liberarnos, también los que prometieron escucharnos.

    Vivimos un mal momento de nuestra historia, ya se perdió toda esperanza de un cambio. Los políticos que prometieron liberar a los privados de libertad en protestas parece que ya se olvidaron de ellos, se fueron, se silenciaron. Estamos a punto de una invasión extranjera y aunque sueñe mal, la mayoría anhela que eso suceda.

     La mayoría de los jóvenes anhelamos que alguien nos libere del tirano que colocaron nuestros antecesores y dejaron que tomara todo el poder, nosotros lo intentamos, pero solo somos unos muchachos, hicimos mucho pero no fue suficiente. Los niños se convirtieron en soldados y ahora se convirtieron en presos. Quienes parecían usar su fuerza contra el gobierno fueron una simple distracción, fueron asesinados o huyeron al exilio.

     Se acerca una invasión a nuestra nación Venezuela, muchos anhelan que pase. Otros, simplemente pensamos en alguna salida, pero ya nos estamos cansando de pensar.

     Tenemos miedo y cansancio, nos estamos cansado de pelear y sabemos que el que se cansa pierde, pero ya hemos perdidos vidas, libertad y metas, la esperanza solo es ahora una distracción para consolar el hambre, para calmar lágrimas de niños en las calles, de madres viendo morir a sus hijos de hambre y de los presos que están siendo torturados, que están siendo agredidos, que les prohíben ser visitados por sus familiares.

     Cada vez desaparecen las vías de escape, luego de que 2,2 millones de venezolanos escaparan del país, los que quedamos notamos como poco a poco la mecha de fuego encendida en las calles se va apagando. Como el tirano toma terreno y sus fuerzas militares se arman listas para asaltar nuestras casas, robar nuestras pertenencias y en caso de resistirnos matarnos con la excusa de que cometimos terrorismo a funcionarios del estado.

     Sé que hay gente afuera que escucha a diario la situación de Venezuela y la toma como un caso político, pero la verdad es que ya no es un caso político sino un caso humanitario. Las organizaciones internaciones ya parecen haberse cansado de decidir sobre la situación de nuestra nación, hablan y denuncian los casos de violación de derechos humanos, pero solo quedan como denuncias en el aire sin que nadie las tome.

     Se acerca no solo una invasión, sino también una intervención económica, lo cual significa que cerraran todas las rutas económicas y restringirán la venta de petróleo, que es la principal fuente de ingresos en nuestra nación. Sé que eso también suena horrible para la población en general, pero la verdad muchos esperamos ese momento. Ya que se mantiene la idea de que si hay un embargue petrolero, una intervención económica en la nación, el tirano desista y rectifique, que renuncie. Sabemos también que eso significa muchas muertes, ya que ahí si no tendríamos acceso a dólares y no tendríamos como comprar comidas y medicinas, pero estamos desesperados y muchos creen que hay que hacer todo lo que pueda para sacar a ese dictador. De todas maneras luego de 100 muertos, unos cuantos más no tendrá gran importancia. Yo no pienso de tal manera sobre las vidas de mis hermanos, pero muchos sí.

     Si hay alguien que pueda leer mi mensaje y difundir mis palabras a todo el mundo, si no le pesa… Por favor hágalo, ya no sé qué hacer… Estamos muriendo, todo el mundo sabe eso, pero quienes pueden interceder para evitar una masacre colectiva simplemente se quedan sentados observado y hablando.

     Alguien… Ayúdenos… Nuestros propios soldados nos están matando.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: