fotografia

Todos los que navegamos por la red, estamos expuestos a los pícaros que no descansan y con frecuencia irrumpen con nuevas estafas. Debemos estar alerta siempre puesto que ya se ha comprobado que las más insólitas estafas pueden aparecer en cualquier momento, más ahora que la crisis persiste y los ciberdelincuentes agudizan mucho más el ingenio. Se ha conocido que estos sujetos han tenido el valor de suplantar a la policía a través de un virus que bloqueaba el ordenador y reclamaba el pago de una multa por haberse descargado cierta cantidad de canciones de forma ilegal. Seguramente han dado más de un susto a los internautas hasta que se ha hecho pública la estafa.

fotografia

Los engaños con los alquileres de apartamentos para vacaciones de verano, ya está muy trillado, no obstante cada verano hay alguien que pica ante ofertas tentadoras, por lo que debería haber algún tipo de control sobre los anunciantes de este tipo de alquileres para que luego puedan ser localizados, puesto que perjudican a los que se anuncian dentro de la legalidad.

fotografia

En la red podemos vender y comprar de todo pero, ¡ojo! es muy habitual el timo en coches de segunda mano ya que hay que adelantar el dinero del traslado y puede que el coche no acabe por llegar. La venta de teléfonos móviles que nunca llegan después de haberlos pagado ya se han dado varios casos como también las ofertas de empleo donde hay que mandar cierta cantidad para tramitación de papeles. Según varias denuncias, hay ciertos anuncios engañosos donde piden hacer una encuesta de personalidad y así averiguan el número del móvil y le dan de alta en un servicio de mensajes donde se paga por recibir publicidad. 

fotografia

fotografia

La osadía de estos personajes les lleva a suplantar el logotipo de empresas, entidades bancarias o Hacienda Pública para hacer creer a la víctima que realmente los datos que se solicitan proceden de un sitio oficial, cuando en realidad es una estafa muy bien planificada. El tema de las cartas nigerianas ya es muy conocido y si alguien recibe la noticia de que tiene una herencia por cobrar, pero que tiene que pagar cierta suma por adelantado y cae en la trampa, casi que se lo tiene merecido puesto que son estafas archiconocidas. Cualquiera puede ser el blanco de los ciberdelincuentes que llegando el verano agudizan el ingenio, ideando como se pueden hacerse con los datos bancarios o las tarjetas de crédito, mediante ofertas falsas de las nuevas estafas que aún nos quedan por conocer.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: