Rusia y Estados Unidos bombardean Siria

La actualidad en Siria nos acerca al conflicto vivido desde la lejana Primera Guerra Mundial, en la que las potencias vencedoras se repartieron el suelo a modo de colonias, dividiéndolo con escuadra y cartabón para su propio beneficio.

Ese fue, tanto tiempo atrás, el caldo de cultivo para una guerra que aún perdura hoy día y, de hecho, se ha vuelto más y más violenta y sanguinaria conforme las gentes iban olvidando el verdadero porqué de su conflicto.

Lo que las religiones trataron de simplificar, se originó como conflicto político y económico del mismo modo que hoy día lo hace, por ello, ante una SIRIA comandada por el presidente dictatorial Bashar Al Assad como aliada Rusa, los Estados Unidos ha tratado por activa y por pasiva de advertir al Kremlin que no ataque, bajo ninguna circunstancia, a los grupos armados que se oponen al dictador que, no mucho tiempo atrás, era conocido por gasear Kurdos al más puro estilo Nazi.

 

«la realidad de la guerra es que beneficia a unos y perjudica a otros»

 

Mientras Francia investiga al presidente de Siria por sus torturas y atrocidades varias, Rusia bombardea posiciones no solo del Daesh, sino también de los rebeldes que son apoyados por Estados Unidos de acuerdo con sus intereses.

Y es que, por mucho que se esfuercen en hacernos ver otra cosa, la realidad de la guerra es que beneficia a unos y perjudica a otros, así ha sido siempre. Y no, no siempre perjudica y beneficia a los mismos, de ahí que todas las naciones hayan ido a la guerra bien para defenderse, bien para expandirse y medrar. Un ejemplo claro de cada bando son los griegos y los romanos, tan iguales y distintos al mismo tiempo.

Con el conflicto del fatídico Estado Islámico del Oriente Próximo, una suerte de hombres libres se han sumado en un movimiento carente de imposiciones dictatoriales religiosas, siendo libre el elegir qué o cuando se reza. Estos hombres y mujeres, ancestros de las primeras civilizaciones del mundo, son usadas por las grandes potencias para sus propios intereses, pocas veces mirando por lo que todos buscamos ciegamente en este mundo: JUSTICIA.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: