Los estados depresivos

Hay momentos en la vida de las personas en los cuales determinadas circunstancias familiares, laborales o sentimentales, dificultan el poder seguir adelante.

En ocasiones, el hecho de continuar con la rutina diaria se convierte en algo pesado que puede traer consigo una situación grave de ansiedad que más tarde podría desencadenar en un estado depresivo.

Los estados depresivos suelen ser transitorios para la mayoría de las personas, aunque hay otras que son especialmente sensibles a éste tipo de trastorno suele costarle más tiempo superarlos. Si este estado de angustia se alarga en el tiempo es cuando se convierte en una depresión propiamente dicha

Los estados depresivos temporales suelen darse por la pérdida de algún familiar, es decir, el llamado “duelo”. Los psicólogos recomiendan pasar por ese momento, llorar y hablar de ello con alguien, por muy doloroso que nos resulte, pues el hacer como si no hubiera pasado nada sería un error a la hora de superarlo.

Otro estado depresivo no duradero se suele dar cuando las mujeres dan a luz y aparece la conocida “depresión postparto”. La madre pasa por un trastorno transitorio en el que no se siente capaz de cuidar a su hijo. Suele pasar al cabo de unos meses y puede necesitar ayuda psicológica.

Junto a estos trastornos temporales hay muchas personas que son propensas a la depresión y a las que les cuesta mucho salir de ella, llegando incluso a tener que medicarse

Los siguientes consejos ayudarán a personas que sufran una depresión temporal y también a aquellos que no sepan cómo salir “del pozo”:

1-Haz mucho ejercicio. El ejercicio es una de las mejores medicinas para la ansiedad, libera adrenalina, elimina toxinas y el cuerpo se cansa para descansar mucho mejor. De esta manera evitaremos tomar cualquier tipo de pastilla para dormir. El ejercicio de relajación o meditación también es muy importante para conocernos y estar más a gusto con nosotros mismos.

 2-Realiza actividades que se salgan de tu rutina habitual. Es bueno tener responsabilidades pero de vez en cuando tienes que hacer algo por ti y solo por ti. Piensa en alguna cosa que te relaje y que no suponga pensar demasiado para evitar los estados de ansiedad.

 3-Ponte unas metas cortas, no pienses en que vas a conseguir dentro de 20 años, piensa en un espacio temporal más corto, de esta manera si no sale todo como tenias previsto no te sentirás tan frustrado.

 4-Relacionate, el ser humano es una persona sociable por naturaleza, estamos en este mundo para relacionarnos. Las personas que siempre están solas tienden más a sufrir depresión. De vez en cuando es bueno salir con los amigos y hablar aunque sean de banalidades.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: