aburrimiento

Los estados del aburrimiento en pareja

En los tiempos que vivimos, son tantas las condiciones adversas de las que estamos rodeados, que cuándo hacemos o tratamos de hacer una valoración de cuáles son; las que tienen una mayor influencia en nuestra cotidianidad, en lo bueno y lo negativo, nos sentimos confundidos, atrapados, perturbados al no poder discernir con propiedad en lo más conveniente para nosotros.

Entre estas valoraciones, entresacamos una que tiene una relevancia de primer orden, esta sobre todo, tiene una influencia decisiva en nuestra vida de pareja. Lamentablemente, esta condición; se encuentra presente en infinidad de hogares que, una vez fueron felices y que hoy infortunadamente es causa de separación, infelicidad y olvido, en gran cantidad de parejas.

Rutina, aburrimiento, desgano, e indiferencia, en estas cuatro palabras, desgraciadamente están resumidas las cuatro condiciones malévolas que trastocan, dañan y perturban el equilibrio emocional y por ende la estabilidad de la pareja en general. En algunos casos, es tan marcada y grave esta situación, que finalmente termina en infelicidad y separación.

Dijimos arriba, que son cuatro las palabras, cuatro condiciones que destruyen la pareja y finalmente las concatenamos en una sola. Aburrimiento: Es increíble como esta condición se posesiona, casi que subrepticiamente. Hay lapsos de tiempo, que inclusive; están estadísticamente ubicados; los primeros tres años de la pareja marca un hito en la unión, aparentemente ya ha pasado la euforia de la novedad y aparece un elemento perturbados; extrañamiento de la libertad perdida, los amigotes, las ex.

aburridos

El deseo de cosas nuevas

Luego los siete años, que traen consigo la añoranza de aventuras nuevas, el deseo por otros cuerpos, por otros brazos…, este es el preámbulo, la manifestación escondida del estado de aburrimiento que corroe la intimidad de uno de los dos. Ahora; ¿cómo hemos llegado acá? Esto no devino por sí solo, no es una casualidad, no vino del aire es; algo que se gestó en el tiempo, en nuestro hacer cotidiano.

Vamos a desglosar esto: En el caso particular de la mujer; hay una gran cantidad de ellas que, cuando se unen en matrimonio, en concubinato, consideran que ya el objetivo está alcanzado. Olvidan la época del enamoramiento, del encanto, lo bien arregladas, con aroma de rosa fresca, mimosa, encantadora… Con la llegada de los hijos, llega la era del descuido, las greñas, el cansancio y la desidia. Ya no quiere saber de vida sexual, se encuentra muy cansada para ello, llegan los pretextos para evadir las relaciones íntimas…

El hombre por su parte; no escapa a esta situación. Siempre hay una excusa para no estar en casa, para ayudar a la señora de la casa en los quehaceres del hogar, los amigos, las borracheras, el deporte, el trabajo. Nada que ver con el cumpleaños de la pareja, el aniversario de la unión, la palabra bonita para su consorte, la caricia amorosa. Él está interesado en otras cosas, la muchacha linda del trabajo, el coqueteo con las amigas de la oficina en fin…

Ahora, este es un cuadro de desinterés y aburrimiento total. Sin embargo, la experiencia nos dice que mientras haya amor siempre hay esperanza de recobrar nuestra pareja y nuestro hogar. Muchas parejas han estado en la orilla del abismo y, han regresado, han vuelto, se han reconciliado con su pareja y con la vida. De lo que estamos hablando es, del estado consciente del valor del amor en pareja, hay muchas cosas que son perfectibles, existen situaciones que son reversibles. Podemos reencontrarnos en ese estadio que es una relación de pareja.

Los seres humanos somos perfectibles y aprendemos de las experiencias. Aprendamos a ser considerados, amorosos, complacientes y, alimentemos cada día nuestra relación. Para terminar; vamos a hacer un breve pasaje por la cuestión sexual, que es un pilar fundamental en la relación de pareja. Donde el aburrimiento es menos aceptado; es en la cama. En el sexo siempre hay cosas nuevas para experimentar y mucho campo para explorar. En la cama no se puede ser mojigato, hipócrita, ni desmedido, todo debe ser consensuado, en acuerdo, nada debe ser forzado; solo, gentiles, amorosos, y mejores amantes cada vez.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: