Resulta habitual en los informes meteorológicos, escuchar ciertos conceptos para referirse al estado del cielo, sin que las personas puedan comprenderlos del todo.

Pues bien, aquí se dará una clase práctica de que como se realizan las observaciones del cielo para ayudar a clarificar esos conceptos.

En primer lugar, se divide imaginariamente la bóveda celeste en ocho partes. Esta división resulta similar al de una torta con centro sobre el observador. La unidad de medida es la “octa”, la cual corresponde a la octava parte de la bóveda celeste.

A continuación se observan las nubes. Estas pueden presentarse dispuestas en un lugar específico de la bóveda celeste (Figura1) o presentarse distribuidas en toda su extensión (Figura 2).

Estimación de la cantidad de nubes en el cielo en octas

De presentarse el segundo caso, las nubes se agrupan mentalmente y se llevan al primero. Así de esta manera en el ejemplo anterior, es posible determinar que la cantidad de nubes es de 3 octas para ambos casos.

La escala utilizada para cifrar la cantidad de nubes es la que se muestra a continuación:

Escala utilizada para cifrar las nubes

Si no se quiere ser tan cuantitativo, existe una forma más sencilla para caracterizar el cielo:

Sin nubes

Nubes aisladas

La mitad o menos del cielo con nubes

Algunos claros azules

Sin claros azules

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: