• Las investigaciones efectuadas sobre tumores de estómago, piel, pulmón, próstata y vejiga, indican que las personas que consumen más verduras, como las espinacas, suelen presentar menos riesgo de padecer cáncer.
  • Son ricas en carotenos y en vitamina C y E, antioxidantes, relacionadas con un menor grado de cardiopatías y cataratas.
  • Esta verdura cruda es una fuente de folato, nutriente aconsejado para reducir el riesgo de tener un hijo con espina bífica.
  • Es beneficioso comerlas hasta dos veces por semana, mejor crudas. Las congeladas conservan más nutrientes que las espinacas frescas.
  • Contiene potasio. Ingerir potasio en abundancia contribuye a prevenir y regular la hipertensión arterial.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: