Esperar en los tiempos de Dios

ESPERAR EN LOS TIEMPOS DE DIOS

Por muy afanosos que seamos, nosotros y todo lo que nos rodea está en las manos de Dios. Nuestros tiempos están bajo un orden divino, vivimos protegidos en el hueco de la palma de la mano de Dios, estamos para lo que Él disponga con nuestra vida, y todas nuestras circunstancias son ordenadas por Él en todos sus detalles. Las cosas no suceden ni antes ni después sino en su tiempo. Por tanto aprendamos a esperar en el tiempo de Dios; aunque no sea lo más sencillo pero si lo más seguro.

Aprendamos a actuar en los tiempos de Dios, si no hemos visto la promesa no reneguemos; guardemos silencio y sigamos creyendo caminando en fe; cuando Dios guarda silencio es porque está trabajando para darnos la Victoria. "Guardemos silencio ante Jehová, y esperemos en Él.

Dios acelerará y cambiará los tiempos a tu favor, Él quitará y pondrá lo que necesites en tu vida, para que la manifestación de la promesa de Dios se materialice. "El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos". Daniel 2:21

Señor Jesús, ayúdanos a entender como dice tu palabra "que por nada debemos estar afanosos", porque tú en el tiempo propicio nos has respondido, y sabemos Padre, que tienes un propósito con nuestra vida y en tu tiempo nos será revelado, mientras tanto ayúdanos a estar firmes e inamovibles en pasión por ti. En el nombre de Jesús, amén.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: