La misericordia

¿Qué es lo que nunca esperamos? La tenemos a nuestro alrededor desde antes de despertarnos hasta incluso cuando estamos dormidos. ¿La muerte? ¿Seguir con vida? No, ambas están ahí. La muerte está ahí, no la queremos, pero sabemos que tarde o tempranos nos va a llegar. Todos somos conscientes de que en algún momento nos vamos a morir por más que nos empeñemos en luchar por ocultarla.

¿Entónces qué es lo que nunca esperamos y todos los días llega y a todos por igual? La MISERICORDIA. Porque a lo largo de la noche, por lo que hemos hecho el día anterior o a lo largo del día, por lo que hacemos y pensamos, somos conscientes que por nuestra forma de ser, por lo que somos, siempre pensamos en la relación premio castigo; ya sea en casa, en los amigos, o en el trabajo, siempre buscamos el premio o el castigo... Y según nuestra forma de pensar ¿Qué es lo que merecemos? Siempre algún castigo... Fijo; porque siempre hacemos algo mal.

Sin embargo, siempre llega la misericordia a nuestras vidas; aún cuando estamos durmiendo. Sin distinción, sin diferencias; el sol de la misericordia llega a justos y a injustos, a buenos y malos, a creyentes y no creyentes; porque Dios ama a todos y a todos les concede su amor, siendo el gesto de ese amor: la misericordia. Como decía el Apóstol Santiago "La misericordia se ríe del juicio". La misericordia es pues el rocío de cada mañana para tu alma.

¿No importa lo que hagas en tu vida para obtener misericordia? La calidad de tu vida será en función de la misericordia que tú mismo hayas ejercido sobre los demás, pues ésta se da cuando uno es consciente que la ha recibido durante el pasar de sus días.

Aquel que reclama justicia, venganza, castigo, violencia; ése nunca se encontrará con la misericordia, aunque la reciba al final de su vida; cuando le llegue la hora de la muerte. Porque creamos o no creamos, y aunque me repita, todos lo sabemos: tenemos un final.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: