los espejos venecianos, joan manuel gisbert

LOS ESPEJOS VENECIANOS, DE JOAN MANUEL GISBERT

   Los espejos venecianos es una novela de Joan Manuel Gisbert dirigida al público juvenil. Está ambientada en la Italia del siglo XVIII. El protagonista de Los espejos venecianos es un joven napolitano llamado Giovanni Conti, que se desplaza a Padua para cursar unos estudios de documentación histórica en la universidad. Una vez allí, al no haber sitio en la hostería donde suelen alojarse los estudiantes, tiene que alquilar una habitación en una casa particular.

   La ventana de su habitación da a un palacio abandonado, el palacio Balzani, que le inspira a la vez fascinación y temor. Desde el primer momento se dedica a buscar información sobre ese palacio y sobre la familia que vivía allí.

   El círculo social de Giovanni en Padua lo forman sus compañeros de clase, especialmente Paolo y Lena, su profesor Giacomo Amadio, y la dueña de la casa donde se aloja, Alessandra.

   Con la ayuda de algunos de ellos Giovanni logra obtener varios datos de interés sobre los antiguos habitantes del palacio Balzani. Se trataba de una familia de banqueros usureros muy ricos que hundieron a muchas familias, hasta que un astrólogo les echó una maldición: se arruinarían, morirían, y sólo quedaría uno en la familia. Y cuando este último también falleciese lo haría en pobreza y soledad extremas y nadie excepto el sepulturero iría a su entierro.

   La maldición se cumplió, se arruinaron, murieron, y sólo quedó Beatrice. De eso hacía más de cien años. Beatrice Balzani había contraído una enfermedad rara que le hacía dormir seguido y no podía valerse por sí misma. Dos criadas viejas la cuidaron al final por lástima, pero un día desapareció misteriosamente y empezó la leyenda de "la que nunca murió". Se decía que el espíritu de Beatrice se hallaba en el palacio.

espejo

   Tal es la fascinación que siente Giovanni por el palacio, que no duda en pasar al mismo una noche a través de la cornisa que lo une a la casa donde el se aloja. El interior del palacio está vacío, excepto un par de espejos venecianos que parece que encierran algún misterio. El objetivo de Giovanni será ahora leer e informarse sobre los espejos venecianos. Se entera de que ese tipo de espejos son capaces de reflejar cosas sobrenaturales, y que son peligrosos para personas fácilmente impresionables.

   Giovanni está decido a resolver el misterio sobre Beatrice Balzani y piensa que la clave está en los espejos venecianos. Encuentra trabas para volver a entrar en el palacio por la noche, y siente mucho miedo ante algunas circunstancias al parecer sobrenaturales que se dan ante los espejos venecianos. Pero aún así, logra desentrañar el misterio.

   Para muchos lectores, el final de Los espejos venecianos es decepcionante, para otros es acertado. Personalmente me inclino por considerarlo parcialmente decepcionante, pero el desarrollo de la trama y la narración en general sí que me parecen buenos.

   Aunque Los espejos venecianos es una obra dirigida a lectores juveniles, también puede ser del agrado de adultos a quienes gusten las novelas de intriga o de suspense.

los espejos venecianos

 

Los espejos venecianos, de Joan Manuel Gisbert

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: