fotogarfia

Kenton Lee es un joven emprendedor que ha inventado la solución para niños del tercer mundo que andan descalzos casi toda su infancia por residir en países pobres o en vías de desarrollo. Si consiguen en alguna ocasión un par de zapatos donados por ONGs, estos al crecer al año siguiente ya no les valen y si los usan sin ser de su medida acaban por romperse pronto y vuelven a caminar descalzos durante mucho tiempo. Kenton decidió que debía hacer algo para ayudar a estos pequeños que ha la fuerza de andar descalzos adquieren deformaciones y enfermedades en los pies producto de pinchazos y otros accidentes en sus maltratados pies.

fotogarfia

fotogarfia

Kenton trabajaba en un orfanato de Nairobi (Kennia) y la idea de los "zapatos que crecen" le surgió al observar una niña que por el crecimiento de sus pies habían cortado los laterales de sus zapatos para que pudiera llevarlos un tiempo más. Pensó en la necesidad de unos zapatos que se pudieran expandir y ajustar según el pie del niño que los llevase. Después de hacer muchas gestiones y de llamar a muchas puertas encontró apoyo  en Gary Pitman, experto por haber trabajado en Adidas y Nike y que tenía una pequeña empresa.

fotogarfia

fotogarfia

Se pusieron manos a la obra para diseñar unas sandalias con un sistema de hebillas con varios botones que hacen expandir el zapato hasta 5 tamaños diferentes y que han fabricado con cuero resistente y broches de metal. Actualmente estas sandalias ya se han distribuído en 7 países diferentes de pocos recursos y se han beneficiado unos 2.500 niños. Las sandalias cuestan 30 dólares y desde su organización y su página web invitan a donar un par de zapatos a los niños del tercer mundo que tanto lo necesitan. 

 

Web de los zapatos que crecen

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: