fotografía

El reino animal tiene especies que disfrutan del apareamiento con tal furor que los machos acaban por morir exhaustos pagando con ello un precio muy alto su afán de perpetuar la especie. El Antequino pardo (Antechinus de cola negra) es un marsupial recientemente estudiado que debido a que las hembras solo entran en celo una vez al año los machos se entregan con tal fervor que su apareamiento puede durar hasta dos semanas donde los machos copulan sin parar olvidándose hasta de alimentarse por lo que acaban por morir cuando apenas tienen un año.

fotografía

El esfuerzo frenético al que se someten con el fin de transmitir sus genes acaba por provocarles hemorragias internas y lesiones en los tejidos que les lleva a la muerte. Considerada una especie en peligro de extinción por su comportamiento agravado también por el cambio climático, estos pequeños roedores marsupiales australianos viven en zonas del Parque Springbrook en la región de Gold Coast. Tienen el pelaje de un tono anaranjado y su larga cola y patas son negras. Son muy nerviosos y activos sexualmente, tanto, que acaban por morir cuando tienen casi un año por estrés sexual.   


fotografía

Según comentan los biólogos que han estudiado esta especie pequeña de marsupial: "Es penoso verlos morir , su piel se cae, parecen enfermos y se tambalean y algunos padecen gangrenas debido a que su sistema inmune deja de funcionar". 

Otros animales que mueren después de tener sexo:

Mantis religiosa: El macho es mucho más pequeño que la hembra por lo que termina siendo devorado por esta.

Araña viuda negra: También acaba comiéndose al macho que es mucho más pequeño.

Pulpos: Cuando se aparean se enlazan fuertemente con las ventosas y cuando terminan tienen que salir corriendo ya que se dan muchos casos de canivalísmo entre ellos.

Escorpiones: El macho en la época de reproducción busca una hembra y la corteja siempre a distancia y formando ambos un círculo. El macho deposita en el suelo una especie de ampolla llena de esperma (espermatófono) hasta que la hembra se posa encima de ella y al hacer presión se libera el esperma que fecunda a la hembra. El macho evita en todo momento acercarse a la hembra para no morir en el intento... los que osaron acercarse a una de ellas ya no lo cuentan.

¿Conoces algún otro animal más que muera después del sexo?    

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: