En la época de Snes y Sega Génesis nuestros ojos se deleitaban viendo joyas como Tales of Phantasia, Chrono Trigger o Terranigma, aunque para la época eran toda una locura, hoy por hoy sólo los jugones veteranos pueden decir con certeza las alegrías que estos trabajados títulos nos entregaban en aquellas tardes de invierno, amarrados por un maravilloso argumento, sumándole personajes emblemáticos y/o carismáticos que hasta día de hoy se recuerdan con frescura.

Pasaron los años y las 3 dimensiones ocuparían gran parte del mercado videojueguil, con consolas como Nintendo 64 y PlayStation, por aquel entonces, eran pocos los títulos que contendrían esa magia de los 16 bits, esos sprites tan limitados pero a su vez acertados que, digan lo que digan, siguen siendo de carácter inigualable.

La evolución de nuestra querida Game Boy llegaría a las tiendas americanas un día 11 de junio de 2001, la mítica Game Boy Advance, con un catálogo de juegos bastante contundente, demostró el salto tecnológico que Nintendo podía ofrecer con sus portátiles.

Era la oportunidad para crear juegos que no estuvieran ligados a la carga poligonal, considerando la potencia de ésta, no era capaz de ofrecer cálculos que plasmaran modelados como los de, por ejemplo, Nintendo 64. Pero sin embargo fue capaz de consagrarnos con una saga envuelta en joyas, llegando a ser respetada hasta día de hoy, y la que, en muchos momentos, nos hizo recordar estar acomodando nuestras manos en un legendario RPG como en la era de los 16 bits. Hablo de la saga Golden Sun, desarrollada por Camelot y publicada por Nintendo. Una verdadera reliquia que todo amante del rol japonés debíera jugar (y los que no, también).

Por ahí por el año 2000, se anunció tímidamente un RPG desarrollado por Camelot, sin antecesores, sin trayectoria, una saga completamente nueva vendría en camino para los usuarios de Game Boy Advance, aunque tampoco es que haya hecho furor antes de su salida, de hecho, parecía un destino un tanto inadvertido entre el catálogo de la portátil de Nintendo. Finalmente, en el año 2001, sale a la venta en Japón el juego que llevaría por nombre Golden Sun (Ougon no Taiyou en japonés), teniendo una acogida lo suficientemente buena para estar dentro de la media de juegos que Nintendo distribuía bajo su sello. Bastó muy poco tiempo para que la gente descubriera la calidad del título en cuestión. dejando a más de la mitad de usuarios contentos, boquiabiertos e hipnotizados por el encanto que Golden Sun nos ofrecía.

Era el juego que muchos buscaban, unos gráficos muy trabajados, una banda sonora incomparable, y una historia que nos atrapa y nos cubre de intriga hasta el final de su historia. Golden Sun era muy bien visto por el público en general, llegando a obtener notas bastante altas en revistas de renombre a nivel mundial, y entre los foros más conocidos del sector, llegaban alabanzas para una entrega que, poco a poco, fue ganando el corazón de los jugadores en todas partes del mundo

Golden Sun:

La primera entrega de la Saga nos ponía en la piel de un chico llamado Hans, el adepto de Tierra, era el típico personaje sin habla del cual nos encariñaremos con el pasar del juego. Y su gran amigo Garet, quien acompañará a nuestro personaje principal en toda su aventura.

La historia comienza cuando Saturos y Menardi quieren hacerse con las estrellas de Venus, Marte, Mercurio y Júpiter dentro del monte Aleph, para liberar el poder de la alquimia activando los 4 faros de Weyard. Todo ello, debido a una falla de estos dos individuos, tuvo como consecuencia el terremoto en la aldea de Hans, lanzando rocas que taparían caminos y derribarían todo lo que en ese momento este a su paso.

Una gran piedra se aproximaba a la aldea, y para detenerla, los aldeanos tenían que hacer uso de la Psienergía para dejarla suspendida por unos minutos.

Hans y Garet escapan hacia un lugar seguro, entre tanto mientras caminaban, se toparán con Saturos y Menardi, quienes creían haber hablado de más siendo su conversación escuchada por oídos ajenos (en este caso Hans y Garet). Tras una lucha despiadada por parte de estos malhechores, logran derrotar a nuestros protagonistas. Finalmente la piedra gigante cae, provocando que el hermano de Nadia (otra amiga de Hans) Félix, fuera arrastrado sin dar señal de vida.

Pasan 3 años y podemos ver a Hans, Garet y a Nadia más grandes y jóvenes, dominando por completo la Psienergía, y entrenando muy duro para volverse mucho más fuertes.

Tras visitar al sabio Kraden, deja entrever que fue interrogado por Saturos y Menardi bombardeándoles con preguntas relacionadas con el Templo Sonne. Curiosos con lo ocurrido, los cuatro viajan hacia el templo descubriendo así una sala secreta llena de misterios en presencia de las estrellas de Venus, Mercurio, Marte y Júpiter.

Luego llegan Saturos y Menardi secuestrando al sabio Kraden y a Nadia. A lo que Hans y Garet toman conciencia de lo ocurrido y así emprenden el viaje para detener a estos dos individuos que quieren activar los faros elementales.

La Psienergía es una magia que utilizaremos dentro del juego, basándose en los elementos terrenales, nos darán diversas facultades para hacernos más poderosos, o bien para avanzar desbloqueando caminos dentro de la historia de Golden Sun.

El sistema de juego se basa en batallas un tanto peculiares, puesto que, por ejemplo, la cámara sin jugar un rol importante dentro de las luchas, no dejan de ser estéticamente llamativa.

En el transcurso de la historia recibiremos la ayuda de una criaturas elementales llamadas Djinns, todo un acierto por parte de Camelot para hacer une estilo de batallas más dinámico e innovador.

Golden Sun: The Lost Age:

La segunda de esta saga llegaría en el año 2003 en América, revelando la jugosa y esperada parte final de su antecesor. Con un apartado técnico igual al de su antecesor, sólo la historia y algunos detalles como las nuevas invocaciones de la mano de los Djinns habrían sido añadidas en esta nueva entrega.

Félix había sido arrastrado por una piedra gigante en la primera parte, luego de eso muchos lo daban por muerto debido a que finalmente no se supo nada sobre él. Lo cierto es que Saturos y Menardi salvaros a este joven al borde de la muerte, por lo que, en efecto, pasó a ser prácticamente su esclavo de fechorías.

Estos dos villanos desaparecen en esta entrega, puesto que en la primera parte fueron machacados por Hans y compañía.

Tomaremos el rol de Félix, en compañía de Sole, Piers y Nadia quienes lo seguirán en su aventura para activar los dos últimos faros que faltan. Por motivos de spoiler no pretendo hacer una reseña de la historia del juego, sólo pretendo, a grandes rasgos, explicarles el "germen" que comenzó con esta fascinante historia que, gracias a Dios, el año 2009, se sabe que tiene continuación.

Como nota a parte, es posible jugar a esta segunda entrega sin haberle hincado el diente a su antecesor, pero es probable que sufras confusiones con la trama debido a su extensa historia.

Golden Sun DS:

Lo que muchos esperaban por fin de cumplió, tras años de rumores era la hora del anuncio oficial por parte de Nintendo, que dejó a todos atónitos el día 2 de Junio del 2009, durante su conferencia en una de las ferias más importantes del sector, el E3.

Poca información tenemos respecto a este incógnito juego, sólo gozamos de un trailer que fue liberado ese mismo día, que demuestran una vez más que Camelot está dispuesta a exprimir el potencial de Nintendo DS tal y como lo hizo con sus dos anteriores entregas en Game Boy Advance. Podemor ver también que esa esencia "Golden Sun" no se pierde con el pasar de los años, la música, por ejemplo, inconfundible nos recordarán a sus antecesores.

Esperemos que el próximo E3 sea la feria en la que Nintendo revele más datos con respecto al nuevo RPG de Nintendo DS, por lo pronto, estaremos atentos ante cualquier detalle que comprenda la continuación de esta saga que hasta día de hoy es capaz de entregarnos esas alegrías videojueguiles

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: