Este actor y empresario singular donde los haya, llegó a España y armó la marimorena. Fue productor de cine, empresario de hostelería en Marbella, escritor de las memorias de sus conquistas amorosas y un "viva la virgen" como se dice por aquí. Entre sus más conocidas conquistas, Carmen Cerbera, ahora baronesa Thyssen. La serie de dos capítulos sobre su vida que ha emitido Telecinco, la ha puesto nuevamente en el punto de mira de toda España.

fotografia

Espartaco Santoni, venezolano y de muy buen ver, su fuerte eran las mujeres, por ellas vivió y murió. La última una malagueña jóven y bonita, que al fallecer él, nunca más se supo. Cuando aterrizó en España ya dejó a dos hijos y a su mujer en Venezuela. Su primera boda aquí fue con una jovencísima Marujita Diaz, y como productor realizó varias películas con ella. Pero la cabra tira al monte, y conoció a la actriz méxicana Teresa Velázques, rompió su matrimonio con Maruja y se casó con ella. Además de hacer pilículas, también tubieron dos hijo, Espartaco y Paola, esta última asidua de los platós criticando a la baronesa.

 

fotografia

fotografia

Este matrimonio también se rompió por diversas infidelidades como de costumbre, pues este galán, donde ponía el ojo ponía la bala, y las mujeres tampoco se le resistían mucho. Conoció entonces a Carmen Cerbera, y con la promesa de hacer una película, que luego fue un fracaso, consiguió enamorarla y dejarla al final arruinada y sola. En este tiempo por causa de las deudas, conoció las comodidades de la cárcel.

 

fotografia

Rota ya esta última relación, regresó a Venezuela, desde donde llegaron los ecos de que se había casado con una dama de la alta sociedad. Pasados dos o tres años, apareció por Marbella con unos amigos, y en Puerto Banús, en época del polémico alcalde Gil y Gil, montó con gran éxito un restaurante de ambiente latino, "Coco loco" donde se le podía ver tocando los bongos y bien acompañado. En las estanterias su libro "No niego nada" donde revelaba detalles íntimos de sus esposas y demás conquistas. por este libro recibió muchas críticas, pero parecía que no le importaba pues era lo que quería. No pasar desapercibido.

 

fotografia

Debido a las juergas nocturna, pues este local de Puerto Banús estaba siempre lleno hasta altas horas de la madrugada, la mala vida y los excesos de todo tipo, no tardo en enfermar y al poco de casarse con su última conquista, una joven malagueña, se le detectó la enfermedad y murió en Málaga por un cáncer de páncreas, con su jóven esposa como única compañía.

 

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: