no es amor

Eso no puede ser amor

El, estaba siempre presente en mi pensamiento, soñaba con él, hablaba de él y en cada segundo que respiraba, el estaba presente. Tenía la certeza más absoluta, que; nunca en su vida se había enamorado de alguien como lo estaba de aquel hombre.

Después de un divorcio infortunado que la dejó plenamente convencida, absolutamente, de haberse equivocado en la selección de su pareja, pasando luego por un par de relaciones que no le dejaron nada importante en su vida sentimental. Ahí estaba ella, como una inexperta adolescente, sin discernimiento alguno, pensando, haciendo y diciendo solamente para él.

Su realidad

Su realidad más inmediata era, solo complacerle, puedo esperar horas enteras a que llegue, esperando una íngrima llamada. ¡No me importa! Lo que siento, no lo había sentido nunca y no lo cambiaría por nada ni por nadie –El amor es maravillooosooo- Lo proclamaba con un brillo inusitado en los ojos, con la respiración entrecortada de la emoción y con tal inocencia que; solo nos quedaba suspirar con una sonrisa conmiserativa y dejarla que lo viviera.

Aún así, intenté decirle que su vida era solo de ella, que no podía estar supeditada a otro ser, sin importar quien fuera, pero; nada había que la hiciera razonar. Luego todo terminó repentinamente, en el momento menos esperado. Él terminó la relación, dañándola de la peor manera; con infidelidad.

Esta historia de amor continuó tal como lo cuentan las “novelas rosa”, dejó de comer, dormir, casi de respirar, de vivir. Todo en concordancia con el ardoroso inicio de la pasión, inspirada por alguien que no merecía tal homenaje. El tiempo siguió su andar indetenible. En estos días, ella; reconoció -yo me volví loca- no pensaba, estaba obsesionada ¿Cómo pude? Eso no puede ser amor.

lágrimas

El amor no es una pasión irracional

Al oído de esta reflexión, mi suspiro, mas la sonrisa de mis labios, superaron concreses a los anteriores. Ahí estaba una mujer que; había comprendido que su vida le pertenece solo a ella y la otra, que el amor no es una pasión irracional.

Mi sentido de la curiosidad, se quedó revisando otras historias, con la intención firme de no juzgarlas, porque; la tentación de decirle a nuestras amigas que lo están haciendo mal y que no se están queriendo y que estas personas no pueden ser primero en sus vidas, es muy apetecible y poco sana.

Todos, amigos y amigas la acompañamos a vivir su idilio feliz, seguros de que ahí estaremos sin importar lo que pase, luchando con nuestras propias intenciones para, no meternos más de lo debido. Hoy nos causa admiración ver, como creció su alma, junto a su capacidad de amarse, auto estima; que a su vez alimentó nuestra solidaridad colectiva lo que nos lleva a convencernos, de que cuando un ser humano crece en el amor honesto, todos crecemos.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: