hombre

La esencia del hombre y la vida

A lo largo de la vida del ser humano es seguro pensar en el sinnúmero de situaciones que le ha tocado sortear, pasearse por ellas, haberlas vivido, algunas, con una entregada intensidad, otras no tanto y algunas con una displicente pasividad. Ciertamente en este andar por la vida, a salto de mata entre una y otra experiencia, nos solazamos y nos atragantamos de tanta savia vital que nos alimenta sanamente cuando este maná es original y noble desde su fuente.

Conflictos de personalidad

Cuando el maná viene de una fuente falsificada e innoble se convierte este alimento en una fuente generadora de conflictos de personalidad que distorsionan nuestra identidad individual convirtiéndonos en seres abstractos sin forma psicológica estable, y conducta desordenada e indefinida. Ya de por sí, con unos antecedentes como estos es probable, casi seguro, que nuestra presencia en este mundo no será nada agradable, los caminos no serán tan abiertos, acogedores y, la interacción con el resto de los individuos sería áspera y conflictiva.

Bueno; lo que estamos tratando de decir de una manera sencilla, es que el hombre tiene que ser un animal adaptativo para adecuarse a las diferentes circunstancias que la vida le propone. Interactuar con el resto de sus congéneres siempre será una lotería, si no cuenta con una herramienta fundamental como lo es; el saber socializar, aprender a cultivar comportamientos que lo lleven a tender puentes con el resto de la sociedad, algo que no es fácil, precisamente; por la cantidad de caracteres dispares existentes en la fauna humana.

esencia

Las sociedades tienen un comportamiento colectivo que se corresponde con la idiosincrasia de su entorno geográfico, regional, folclórico e incluso racial, además de la influencia de la formación educativa, un ejemplo muy puntual sería que una región de cualquier país, tiene diferencias apreciables en giros del lenguaje, del mismo idioma, de las mismas costumbres, con su vecino al lado; otra región. El ser humano en lo íntimo es una individualidad pero que exteriormente ha de aprender a vivir en colectivo. Esto tiene que ver esencialmente con esa duplicidad del hombre para asumir diferentes conductas sin perder ni su identidad ni personalidad.

Tenemos la certeza incontrovertible de que el hombre por esa capacidad intrínseca de asumir los diferentes roles que la vida le plantea, es sin duda alguna la esencia que lo hace evolucionar para seguir avanzando por este camino que es la vida que no tiene fin y donde solo él perece cuando ha cumplido el ciclo que la Divina Providencia le ha establecido

El hombre en su divina individualidad es la expresión única, estelar de la vida misma, incluso yendo más allá, proponiendo la vida y de hecho convertido en el protagonista unigénito de la misma. El hombre está hecho para cosas grandiosas, su real hacer y su expresión, refrendan su presencia por todos los tiempos en el Universo.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: