fotografia

El Parque Natural de la Serranía de Cuenca alberga el embalse de La Toba y La Laguna de Uña. La Toba se alimenta del río Júcar y en los meses más calurosos recibe muchas familias que se acercan para refrescarse y disfrutar de este lugar tan especial de la Serranía de Cuenca. Esta gran reserva de agua de unas 158 hectáreas, además de unos buenos baños se pueden practicar otras actividades acuáticas como el kayak, piragüismo, buceo, pesca, etc.

fotografia

fotografia

Dentro del Parque Natural Serranía de Cuenca se encuentra también la Ciudad Encantada, declarada Sitio Natural de Interés Nacional, el nacimiento del río Cuervo, los Callejones de Las Moyades y los Miradores, el nacimiento del río Júcar, el Ventano del Diablo y varios espacios más de interés general. Cuenta con tres Centros de Interpretación, el pricipal de ellos de encuentra en Tragacete, otro en Uña y el tercero en Valdemeca que se centra en la parte botánica del parque.

fotografia

A una media hora de Cuenca, el embalse de La Toba atrae a mucha gente en verano por los buenos baños que ofrece y donde también se puede practicar la pesca libre pues abundan las truchas, barbos y carpas. La riqueza natural de la provincia de Cuenca hace que sea un lugar ideal para escaparse los meses de verano y muy especialmente en el embalse de La Toba que además de su belleza natural es de gran valor ecológico por las aves que lo habitan. Son muchas las variedades que viven y se reproducen en este lugar y que ponen unas pinceladas de color a un lugar ya de por si muy especial.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: