Si nos remontamos tan solo una década atrás, el panorama formativo era muy diferente. Antiguamente, una carrera universitaria garantizaba un futuro digno. Hoy, la saturación de jóvenes en las facultades no posibilita lo mismo. Vivimos en una sociedad hasta los topes de jóvenes con licenciaturas. Esta gran cantidad de individuos no pueden ser absorbidos por las compañías. Es la hora de apostar por master online que nos posibiliten mayor versatilidad de formación.

 

En los últimos tiempos todo el mundo ha querdio y ha ingresado en las universidades. Formarse de cara a cotas altas ha sido la tónica general. A pesar de todo, no es malo que la nueva generación tenga ambición y ganas de prosperar. El sector empresarial presente, pero, no puede encarrilar todo este espíritu de evolución personal. Parece ser, pues, que hemos olvidado el origen de la evolución socioeconómica. Necesitamos acceder a un tipo de formación que nos oriente a la parte más práctica y realista del mercado.

 

Tocar de pies en el suelo es necesario en algunos contextos socioeconómicos, y estamos en uno de ellos. Los cursos de las facultades presenciales están orientados a la educación reflexiva. Pretenden unas metas muy alejadas de la realidad. Los centros de formación online, en cambio, denotan un estilo más fresco y moderno, orientado a la practicidad. Necesitamos formación práctica y adecuada a la realidad del mercado. Pero no pensemos que este hecho nos imposibilita acceder a formaciones prestigiosas. Tanto podemos formarnos con un curso elemenetal como con un master online. Esto debería hacer reflexionar a los futuros alumnos universitarios. Las formaciones orientadas a lo práctico y a la realidad del mercado tienen muchos números de ser el futuro del mundo académico.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: