¿Eres víctima de un rompimiento, Trauma?

Al ser víctimas de un rompimiento, pareciera que el mundo se acabalo que es normal- Pero, tal vez pasamos por alto de que; en ello subyace una explicación sobre lo que pasó realmente. Las personas nos desconectamos de nosotros mismos el tiempo que duró aquella relación, de la persona más importante que sí nos acompañará el resto de nuestras vidas

El andar por ese trauma que nos aterra, lo que en lenguaje común llamamos abandono, es un algo de primordial importancia para poner en su verdadero contexto, lo que es realmente fundamental en nuestra vida. -Nosotros mismos-

—Imaginamos cantidad de veces, que la situación por la que estamos pasando es como ir andando por un camino lleno de baches en medio de la oscuridad más absoluta, con nuestros seres más queridos. En un momento dado, nuestro vehículo se detiene de repente, de manera abrupta… Esta situación me deja sin aliento, sumergido en un mar de incertidumbre. Sin embargo, en este momento esa circunstancia imprevista, no la veo como un motivo de desaliento, por el contrario le doy gracias a la vida por haberme dado la oportunidad de volver en mí y, retomar el camino que había abandonado.

Los que de alguna manera hemos sido asaltados por este accidente, sabemos que hay que vivir y pasearnos por diferentes etapas en nuestras emociones. Es posible, que suframos de tristeza y rabia a la vez, sintiendo que segundo a segundo se convierte en un dolor insoportable que nos hace sentir víctimas, llegando a creer que no nos recuperaremos nunca.

abandono

Voluntad, paciencia, tiempo

Este sentimiento necesita de tres factores fundamentales para que pueda diluirse. Esos elementos son; -voluntad, paciencia y tiempo- Es posible pensar, que la tristeza, la rabia y el dolor nunca van a pasar. Pero; el sentido común seguramente nos dará garantías que con estos tres elementos precitados ese dolor tiene fecha de término. Una buena dosis de voluntad para seguir avanzando, además de un sentimiento compasivo hacia nosotros mismos serán el fundamento necesario en la recuperación de nuestra auto-estima y, el renacer de la esperanza.

Al final de esta etapa se apersonarán la comprensión y la aceptación de lo pasado tal cual aconteció. En este momento ya nos hemos recuperado de ser víctimas. Observamos nuestra responsabilidad en la parte que nos toca. -Es justo recordar que los errores de pareja son una responsabilidad compartida- Es la hora de comprender, que nuestras vidas se fueron por direcciones opuestas y, es precisamente ahí donde nos alcanza la bendición del fin.

—No hay nada, que cauce más infelicidad, que convivir con alguien que, no comparta los mismos sentimientos y compromiso en la relación de pareja. Tómate el tiempo necesario para sanar, que luego vendrán muchas oportunidades en tu vida, después que vuelvas en ti.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: