Qué es un líder

Según la definición de la RAE (Real Academia Española), LÍDER procede de la palabra inglesa leader y significa “guía”. Adicionalmente, nos encontramos también con la siguiente definición:

1. com. Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora.

2. com. Persona o equipo que va a la cabeza de una competición deportiva.

3. com. Construido en aposición, indica que lo designado va en cabeza entre los de su clase.

http://lema.rae.es/drae/?val=l%C3%ADder

Pero, esta persona que lidera o guía un grupo normalmente no suele ocupar un cargo jerárquico. Hay una gran diferencia entre una persona líder y otra que ocupa un cargo jerárquico.

Una persona jerárquica (encargado, jefe, director…) ocupa normalmente un puesto recibido por otro y ejerce su cargo mientras trabaja en la empresa. Es este puesto o cargo que le otorga la autoridad de tomar las decisiones que crea oportuno en cada situación. Simplemente, ocupa su lugar en un escalón, no siempre porque se lo haya ganado o forme parte de su carácter o individuo, sino por imposición. Es más, una vez que ya no trabaje en la empresa, pierde dicho cargo y todos sus derechos y es una persona más.

Un líder no necesita un cargo para serlo, se le reconoce por su comportamiento, actitud y convicción y lo es para siempre. El líder es una persona forjada por su propia convicción y ética, es capaz de dirigir a equipos y mover multitudes, aunque suele ser el equipo que lo reconoce como líder y le sigue, ya que es capaz de atraer por sí mismo a las demás personas.

Para ser un líder, hacen falta una serie de cualidades: tener una meta y luchar por ella, ser fiel a sí mismo y a sus creencias, tener visión de futuro, ser trabajador, positivo, capaz de buscar soluciones, intenta ayudar, no acepta un NO o un NO SE PUEDE por respuesta, intenta mejorar todo y en todo.

El escritor Robin Sharma nos explica en uno de sus libros qué es exactamente un líder sin cargo y cómo podemos llegar a serlo.

http://www.knowsquare.es/index.php/component/k2/item/2649-el-l%C3%ADder-que-no-ten%C3%ADa-cargo-rese%C3%B1a-del-libro-de-robin-sharma

Líder sin cargo

Incluso el pasado nos muestra a través de su Historia varios ejemplos de líderes:

1) Mahatma Gandhi, quien fue un abogado, pensador y político. En su época, la India aún era una colonia inglesa y el pueblo estaba bastante sometido a las leyes y creencias racistas. Gandhi, quien reconoció las injusticias existentes entre el pueblo hindú por el gobierno inglés y el sufrimiento debido al racismo, hizo suya la meta de liberar a India y formar un gobierno independiente. Desde entonces, vivió y murió para ver realizada su meta, que fue a la vez un sueño, y tuvo muchos seguidores fieles hasta, incluso, ser considerado un héroe por parte de algunos. Aunque también contaba con enemigos. Fiel a sus convicciones, predicaba la no-violencia y vivía acorde a lo que predicaba.

Gandhi

2) Martín Luther King, pastor estadounidense de la iglesia baptista, luchó al frente del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos para erradicar el Apartheid. Lideró a miles de personas en una creencia que él vivió activamente y dando un gran ejemplo a todos sus seguidores. También Martín Luther King tuvo su meta por la cual murió siendo asesinado a los treintainueve años. Hoy en día, muchos recuerdan aún su discurso “I have a dream” (tengo un sueño). Es más, recibió el premio nobel de la paz a la edad de treintaicinco años.

Freedom

Ciertamente, podemos encontrar una serie de líderes que han dejado su huella en la sociedad a lo largo de la historia.

Igualmente, existen millones de personas sin sueños, sin una meta en la vida, que viven el día a día y dependen de esos líderes para poder luchar por algo durante su existencia y así darle un significado. Sueñan, sí, pero esos sueños no traspasan la línea para convertirse en la realidad.

Para entenderlo mejor, un buen ejemplo para ello es la película de Breaveheart. El personaje famoso de William Wallace, una persona joven y culta que sueña de la independencia su país: Escocia, ocupada por los ingleses. William Wallace, un solo hombre capaz de reunir a miles de compatriotas y formar un ejército para luchar contra otro país.

En muchas ocasiones, los escoceses estaban en la minoría. No obstante, supieron aprovechar las oportunidades y su inteligencia, así como sus cualidades para conseguir la victoria en una lucha que aparentemente tenían perdida antes de comenzar. Mas no se derrumbaron.

Tuvieron la actitud correcta: luchar por sus metas, no rendirse nunca, organizarse bien.

Como todos los líderes, también William Wallace tenía sus enemigos y fue vendido a los ingleses, quienes le dieren muerte de una manera cruel. Murió convertido en un héroe: un hombre dispuesto a morir por su sueño. No se rindió nunca. Aunque, evidentemente, no quiere decir que un líder tenga que morir para lograr su propósito. Más bien, son casos extremos.

El pueblo escoces, decepcionado por la muerte de su líder, iba a dar la vuelta aceptando su estado de un pueblo sometido por otro, iban a aceptar ya la derrota, cuando en el último momento apareció otro líder dispuesto a terminar lo que su héroe comenzó. Gracias a ello, la obra de su héroe pudo acabarse y Escocia fue liberada.

Ser un líder depende de la actitud personal de la persona y esa actitud es algo que se puede cambiar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: