LO QUE ERES HACE TANTO RUIDO

No hace falta, andar por la vida vociferando, todo cuanto se relacione con tu persona y con tu vida, nadie tiene porque saber cuanto ganas, donde trabajas, que tienes en tu casa, cuanto dinero traes contigo, nadie tiene, porque, ni para que, saberlo, ¿Para que tendría alguien desconocido o poco conocido saber tantas cosas acerca de ti? Recuerdo una anécdota acerca de este tema por cierto y antes de continuar me gustaría compartirla contigo.

En cierta ocasión le di a una pareja que fueron mis empleados hace algún tiempo, un dinero extra para la época de diciembre, llegaron de las tiendas en taxi, cargados con varias bolsas, dejaron todo en el rancho, junto con un ventilador, un radio y un televisor que tenían y se fueron a beber unas cervezas a la bodega de la esquina, pero el alcohol hizo de las suyas y cuando se tomaron unos tragos demás, alardearon sin escatimar esfuerzos en el alto volumen de la voz, de todo lo que tenían y algunos de los presentes, que habían escuchado semejante confesión, se marcharon de aquel lugar, disimuladamente y fueron derecho al rancho de aquella joven pareja y los desposeyeron de todas sus pertenencias. Ser reservado, aunque no es garantía para no ser víctima de acciones delictivas de este tipo, por lo menos disminuye el riesgo de serlo, en boca cerrada no entran moscas.

En mi caso, muy pocas personas saben, para cual empresa trabajo y me reúno con pocos vecinos, de hecho para llevar a alguien a mi casa, sea vecino, amigo, compañero de trabajo entre otros, debo conversar mucho con esa persona, le hago un profundo análisis y después de reflexionar acerca de lo conversado, entonces procedo, dependiendo del resultado de tales estudios a invitarla a mi casa, no podemos llevar a nuestra casa a cualquier persona, nuestra casa en el recinto, es nuestro santuario, allí esta nuestra familia y nuestra familia es nuestra gran responsabilidad. Te dejo como reflexión de vida la frase que compone el titulo de este escrito " Lo que eres hace tanto ruido, que no me deja escuchar lo que dices" No hace falta que alardees, ni presumas demás, no, porque con tu forma de ser dices tanto, sin pronunciar palabra y sin darte cuenta, pero estas acostumbrado a hacerlo inconscientemente, pero eso lo da la experiencia, espero no caigas en cuenta por malas experiencias, de igual modo espero, hayas entendido esta reflexión y que en algo de ayude.

Lo que eres hace tanto ruido

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: