¿Eres un cultor extremo del perfeccionismo?

¿Eres un cultor extremo del perfeccionismo? Imagino que eres de esas personas que no delega funciones porque nadie lo hace mejor que tú. Te precias de valorar a las personas por lo que han conseguido en la vida, incluyéndote a ti mismo (a). Es posible que hayas tenido padres demasiado estrictos y exigentes. De hecho necesitas aprender a manejar las frustraciones, a bajarle dos a tu nivel de exigencias, trabajar en equipo y tener algo de fe en los demás. Respira profundamente, tómate las cosas con calma. Nada es tan importante que te haga perder el control.

El perfeccionismo es algo que se presenta de diferentes formas. En la vida cotidiana nos da diferentes matices que, dirigimos hacia nosotros mismos al plantearnos objetivos y metas casi imposibles de lograr. Igualmente, cuando nos esforzamos mucho más de lo que realmente podemos, lograr, dar…, Sin embargo, cuando lo direccionamos hacia otros, con la actitud expresa de que den respuesta a las exigencias que les hacemos, de la misma manera que nosotros, obviando nuestras diferencias y en algunas ocasiones hasta sin querer.

Emplazándoles a ser quienes no son. Luego, cuando pensamos que los demás nos miran escrutadoramente, esperando el máximo de nosotros…, reaccionamos exigiéndonos más y más con riesgo de perder los estribos, la identidad, el bienestar, para obtener la aprobación de los que nos rodean.

perfeccionismo

La perfección tiene un costo altísimo

Cultivar la perfección a toda costa tiene un costo altísimo, no; por volvernos competitivos, que al fin y al cabo es válido, sino cuando nos obsesionamos y convertimos en dictadores, nos tornamos impacientes, frustrados, intolerantes e inflexibles, lo cual nos conducirá a un menor disfrute de la vida y tendremos el fracaso como una espada de Damocles sobre nuestro cuello, inermes, solos, con una perspectiva nula de la vida.

Detrás del perfeccionista se oculta una persona llena de inseguridad que; desea tener el control de todo, un individuo rígido (a), que es un esforzado defensor de su punto de vista, ideas, consideraciones, una persona biliosa, que siempre se encuentra a la defensiva, iracundo, no acepta sugerencias; en fin una persona problemática que, le es sumamente difícil relacionarse con los demás.

Dentro de esa falsa percepción, que nadie satisface sus exigencias amen de expectativas. Su excesivo ego lo lleva a pensar que nadie llena su altura o, capacidad de ser tan exitosos como el mismo. Con el agravante, que siempre espera recibir más, propiciando el rechazo a sus actitudes y comentarios en el mayor de los casos.

perfección

Reflexionemos; la superioridad en este contexto no existe. Culturalmente algunas personas, aprendieron a vivir en función de otros, lo que los ha llevado a sentirse responsables por su bienestar. Y, los ha desviado a querer cargar con las responsabilidades ajenas, pasando por alto que esto no es posible. ‘Ni tan calvo ni con dos pelucas’ dice el refrán. Hay que aceptar la realidad como se presente, sin pretender cambiarla de facto. Este razonamiento puede ayudar a salir de este círculo indeseable donde se ha estado encerrado.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: